martes, 24 de julio de 2012

Sorteo de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes

Volvemos con una nueva edición, la 319, del concurso Entretelibros de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes. La pregunta de esta ocasión es la siguiente:

¿En quién se personificó la amplia colaboración del escritor alicantino Gabriel Miró con el mundo editorial barcelonés?

Para los que queráis participar, el plazo se ha abierto hoy mismo, 24 de julio. Si conocéis la respuesta y queréis animaros con el concurso, podréis entrar en el sorteo de un lote de libros de la editorial Vobiscum. ¡Suerte!

lunes, 23 de julio de 2012

Sorteo - Adivina quién lee


Albanta, del blog Adivina quién lee, organiza un sorteo en el que los participantes podrán conseguir un ejemplar del libro La ciudad de los ojos tristes, de Félix G. Modroño, una novela de la que ella misma nos dice que está disfrutando muchísimo.

Si os queréis animar a participar, sólo tenéis que echar un vistazo a los detalles en la entrada del blog de albanta. El plazo para animarse ha empezado hoy mismo, 23 de julio, y acaba el 30 de agosto, así que aún tenéis tiempo. ¡Suerte!

miércoles, 18 de julio de 2012

Sorteo - Carmen y amig@s


Carmen, del blog Carmen y amig@s, organiza un sorteo nacional en el que están en juego nada menos que cinco ejemplares de la novela Dame la mano, de Charlotte Link.

Si os queréis animar a participar, sólo tenéis que echar un vistazo a los detalles en la entrada del blog de Carmen. El plazo ha empezado hoy 18 de julio y acaba el 7 de agosto, así que todavía tenéis tiempo para decidiros. El día 8 sabremos quiénes son los participantes y qué números llevan, y el día 9 se conocerá el nombre de los ganadores. ¡Suerte!

martes, 17 de julio de 2012

Décima docta - Myriam Millán

Publicación: Amazon, 2011
Edición: 1ª ed.
Descripción física: edición para Kindle
CDU: 821.134.2-31"19"
Signatura: N MIL dec
Precio: 2,68 euros en Amazon







LOS HIJOS DE NELLIFER

Conocí esta novela gracias al blog de LAKY, y después leí un par de reseñas más sobre ella. A LAKY le había entusiasmado tanto que cuando propuso organizar con la novela un "libro viajero", no me pude resistir a apuntarme. La idea era que cada una de las personas que participaban en la iniciativa lo leyera y después se lo enviara a la siguiente que le correspondiera, y así podríamos leerlo todos los que estuviéramos interesados; además la novela iría acompañada en cada envío de un libro de dedicatorias que la misma LAKY había preparado, y en el que cada persona que la fuera leyendo iría dejando su huella.

Myriam Millán nació en Sevilla en 1982, y según cuenta ella misma, desde siempre tuvo claro que quería dedicarse a escribir; de hecho ya en su niñez escribió algunos cuentos, relatos y hasta una obra de teatro infantil. Aparcó la escritura durante un tiempo y estudió Relaciones Laborales en la universidad de su ciudad natal, aunque años después decide retomar de nuevo esto de escribir, con una novela que tenía inacabada y de la que surge Décima docta. Actualmente ya está trabajando en su segunda novela, que será la que explique el origen de la anterior. Por cierto, aunque la imagen corresponde a la versión en papel que he leído, a petición expresa de la autora pongo los datos técnicos de la novela en su versión electrónica, porque ya me ha contado LAKY que Myriam ha acabado hasta de líos judiciales con la editorial...


Argumento y personajes

En la época del faraón Keops, hubo una mujer llamada Nellifer que, junto con sus nueve discípulas, fue retenida en un templo cercano al lugar donde se llevaban a cabo las obras de construcción de la gran pirámide; allí las sometieron a uno de los rituales más crueles conocidos por el hombre. A lo largo de los siglos, y siempre cada cinco años, otras diez mujeres han ocupado el lugar de Nellifer y sus discípulas. Todo ello por el enfrentamiento de dos organizaciones milenarias, los hijos de Nellifer y los buscadores del conocimiento, que se enfrentan la una a la otra en la búsqueda del secreto que esconde la pirámide.

En el año 2010, se sospecha que de nuevo se ha puesto en marcha el ritual. Emanuel Mason (Nel), un investigador inglés experto en sectas, cultos, satanismo y asesinatos rituales, es llamado por el también investigador Raymond Petrov para que le ayude a desentrañar los misterios de este ritual. Petrov lleva tiempo intentando detener este ritual por motivos que conoceremos en su debido momento; va acompañado por su ayudante, Rihanne Thompson, y los tres hacen el primer alto en el camino precisamente en Guiza (que en el libro aparece en unos sitios como Gizé, en otros como Gizeh, Gizéh...). Es aquí donde conoceremos a Stelle, una egiptóloga que lleva mucho tiempo dedicándose a excavar en la zona y que cree que ha descubierto una sala, localizada bajo la gran pirámide, que puede que sea el lugar en el que el famoso ritual se llevó a cabo por primera vez.

Precisamente es en este lugar en el que Nel encuentra el cadáver de Stelle, y una misteriosa nota en uno de sus bolsillos, en la que únicamente pone Nellifer Celine (más adelante sabremos también quién fue Celline). Inmediatamente después nos trasladaremos a Sevilla, donde aparecen muertos varios hombres, y al mismo tiempo desaparecen siete chicas; Petrov tiene claro que ha comenzado de nuevo el ritual, y que durante diez días nueve chicas, una cada día, irán apareciendo muertas en diferentes puntos de la ciudad; todas menos la décima, que después de cada ritual nunca vuelve a aparecer ni se vuelve a saber nada de ella. Nel también tendrá ocasión de conocer a Natalia, de la que quedará prendado nada más verla. Pero eso no le ayudará a evitar que se la lleven, ya que es una de las elegidas para el ritual.

Una vez que vayamos conociendo los detalles de la organización de este ritual, conoceremos también al resto de personajes. Por un lado conoceremos a las chicas a las que secuestran, que todas coinciden en que son jóvenes, guapas y sobre todo muy inteligentes y con conocimientos sobre las materias más variadas. La que destacará sobre todas ellas será Natalia, que enseguida veremos que es la décima elegida (la décima docta); aunque también conoceremos a Cheska, a Elisabeth, a Tania, a Silvana... Hasta completar las diez que se necesitan para llevar a cabo el ritual, y que las pobres, sin ser por culpa de ellas, nos harán sufrir de lo lindo.

Por otro lado, tendremos también ocasión de conocer a los miembros de las dos hermandades. Yo destacaría a Mad, que es la persona con la que las elegidas tienen la primera toma de contacto con la hermandad de los buscadores del conocimiento y de la que poco a poco iremos también descubriendo detalles interesantes. Y por otro lado tenemos a Yun, la mala malísima de la historia, con la que he pasado ratos muy malos y a la que en más de una ocasión me han dado ganas de matarla yo misma.

Además, en último lugar, también iremos viendo los informes que redacta Nel sobre los avances en la investigación. Los distinguiremos muy bien de la historia porque aparecerán escritos en una letra un poco más pequeña que el resto de la novela, y siempre encabezados por una fecha.


Mis impresiones

La novela me ha gustado muchísimo, ya que la autora ha conseguido mantenernos prácticamente todo el tiempo con el suspense de saber qué va a pasar a continuación: si Petrov será capaz, con la ayuda de Nel y Riah, de detener por fin el ritual después de tanto tiempo intentándolo; cómo se llevará a cabo este ritual si es que no consiguen pararlo; qué será de las chicas y sobre todo de la décima docta, y por qué ésta nunca vuelve a aparecer... La historia se lee bastante rápido, porque los capítulos son muy cortos por lo general; de hecho hay algunos que sólo tienen una o dos páginas, y eso ayuda a que vayas leyendo deprisa, a veces sin poder parar. Me ha vuelto a pasar eso de casi pasarme de estación de metro por ir tan enfrascada en la lectura; peeeeeeeero sólo a ratos. Me explico.

A pesar de que la historia engancha, está bien planteada desde el principio hasta el final, y siempre estamos con las ganas de seguir leyendo para saber qué va a pasar a continuación, hay algo que me ha resultado imposible pasar por alto. Reconozco también que con esto soy de lo más puntillosa, pero es que en esta ocasión clama al cielo. Ya en su día me sorprendió muchísimo cuando leí El laberinto de la serpiente, porque una de las cosas que más destacaba de la novela era que la historia me gustó mucho pero el libro estaba lleno a rebosar de erratas y faltas de ortografía; pues por desgracia, a Décima docta le pasa exactamente lo mismo.

La verdad es que no sé si es cosa de la autora, aunque me resulta muy difícil creer que un escritor pueda cometer tantos errores; pero en el caso de que fuera así, que no lo sé, está claro que las editoriales deberían tener correctores que subsanen estas cosas. En el caso de esta novela me he encontrado un poco de todo, desde formas verbales raras como en la frase quitaos la ropa y colocadse ahí; hasta erratas en tildes como aún y aun, que en algunos casos se utilizaban incorrectamente; en un par de ocasiones he visto callera en lugar de cayera, o beta en lugar de veta; alguna frase que no he terminado de entender del todo, como cogió el libro y lo abrió a priori, que no le veo el sentido a ese "a priori" ahí; y también el uso de los guiones y signos de puntuación en los diálogos deja muchísimo que desear. Como digo me resulta prácticamente imposible creer que un escritor pueda cometer fallos como ese, o al menos que sean tan numerosos; pero desde luego que a la editorial también se le hayan escapado, ya es imperdonable. Por no mencionar el hecho de que a la novela impresa le faltan varias páginas, o mejor dicho hay varias páginas que están en blanco; por suerte LAKY nos las ha hecho llegar fotocopiadas, y cuando ha llegado mi turno de leer, he hecho un apaño como he podido y las he intercalado cada una en el sitio que le corresponde.

En fin, que este libro como os he contado me llegó a través de la iniciativa del libro viajero de LAKY, pero si me lo llego a comprar y me gasto los casi 20 euros que cuesta, y encima me encuentro con todo esto, desde luego creo que lo habría devuelto a la librería; que ellos no tienen culpa de nada, pero lo de las hojas en blanco creo que es un detalle que hasta los libreros deberían tener en cuenta, digo yo. Y la verdad es que me parece una pena que una historia como esta, con unos personajes tan bien perfilados y a los que en algunos casos llegas a coger incluso cariño, se vea empañada por cosas así; con la cantidad de buenos correctores que conozco que están en paro o trabajando por dos duros, me parece impresentable que una editorial, sea de las importantes o de las desconocidas, deje pasar cosas como esta.


Conclusión

Después de todo esto, creo que poco más puedo añadir. Repito que la novela me ha gustado muchísimo, que la historia me ha parecido muy interesante y que los personajes están muy bien perfilados por lo general; ha habido incluso momentos, sobre todo cuando comienza el ritual y empezamos a saber cómo mueren las chicas, que la tensión estaba tan conseguida que hasta me notaba nerviosa mientras iba leyendo; hay otros personajes que por el contrario están menos perfilados, pero no porque la autora no haya sabido hacerlo mejor sino porque su papel es tan secundario en la trama que sus apariciones no han dado para mucho más en la historia.

Sin embargo, vuelvo a recalcar el hecho de la gran cantidad de errores que hay en la novela. Es una auténtica pena que una buena historia quede tan deslucida por estos detalles. Insisto en que yo quizá soy demasiado puntillosa para esto, pero es que ha habido momentos en los que me desconcentraba tanto el hecho de ver una errata, y otra, y otra más, que en más de una ocasión he llegado a cabrearme y mucho leyendo el libro. Y no me gusta nada esa sensación, sobre todo teniendo en cuenta que con un poco de interés y de cuidado se podrían haber evitado muchísimos errores, por no decir todos.

martes, 10 de julio de 2012

Sorteo de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes

Volvemos con una nueva edición del concurso Entretelibros de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes. La pregunta de esta quincena es la siguiente:

¿Con qué autores compartió página Rafael Azcona en la revista La Codorniz?

Para los que queráis participar, el plazo se abrió a las 00:00 horas del 10 de julio y permanecerá abierto hasta las 24:00 del 23 de julio. Aprovecho para avisaros de que han cambiado el formato del concurso y ahora es complicadísimo encontrar la lista de ganadores, o yo no soy capaz de hacerlo; les voy a enviar un mensaje a ver si me sacan de dudas, pero la verdad es que no entiendo esta manía de complicar cosas que funcionaban de manera sencilla...

Si conocéis la respuesta y queréis animaros con el concurso, podréis entrar en el sorteo de un lote de libros de la editorial Pepitas de Calabaza. ¡Suerte!

lunes, 9 de julio de 2012

Verde viento. Verdes ramas. Verde blog

En estos últimos días he visto que varios blogs se unían a una iniciativa que me ha parecido de lo más interesante. Se trata de la propuesta Un blog, un árbol de Geniale, de la que podéis conocer todos los detalles aquí. El resumen viene a ser, más o menos, que el CO2 que produce un sitio web por las visitas que recibe puede ser absorbido en parte por los árboles.


Es decir, un árbol contrarresta las emisiones de dióxido de carbono de un blog, por un tiempo correspondiente a 50 años. Así, si por ejemplo nuestro blog produce 3,6 kg de CO2 al año, y un árbol, en el mismo tiempo, anula 5 kg de CO2, si ayudamos a plantar uno, podremos seguir escribiendo en el blog durante 50 años más.


Siempre he intentado, dentro de lo posible, ser lo más ecológica que puedo; además llevo también cerca ya de tres años cultivando mi propio huerto, un huerto ecológico en el que no se pueden utilizar productos químicos y por lo tanto no dañamos el medio ambiente. Verde es el color de esta iniciativa; verde el color de la mayoría de las plantas; verde el color de la esperanza... Está claro que esta propuesta me viene que ni al pelo.

Si os animáis a apuntaros, simplemente debéis escribir una entrada en vuestro blog y enviar por correo electrónico, a co2neutral@geniale.es, un enlace a la misma; sólo con este gesto, ellos se encargarán de plantar un árbol. Recordad además que con el uso de catálogos online elaborados por Geniale se reduce también la cantidad de papel que normalmente se utiliza para fabricarlos, como ya han hecho en http://www.geniale.es/folleto/media-markt, http://www.geniale.es/folleto/lidl o http://www.geniale.es/folleto/eureka-kids.

Así que sólo me falta añadir, ya que esto es un blog literario, un poema de Federico García Lorca que me encanta desde siempre y que creo que es muy apropiado...


Romance sonámbulo

Verde que te quiero verde.
Verde viento. Verdes ramas.
El barco sobre la mar
y el caballo en la montaña.
Con la sombra en la cintura
ella sueña en su baranda,
verde carne, pelo verde,
con ojos de fría plata.
Verde que te quiero verde.
Bajo la luna gitana,
las cosas la están mirando
y ella no puede mirarlas.

Verde que te quiero verde.
Grandes estrellas de escarcha,
vienen con el pez de sombra
que abre el camino del alba.
La higuera frota su viento
con la lija de sus ramas,
y el monte, gato garduño,
eriza sus pitas agrias.
¿Pero quién vendrá? ¿Y por dónde?
Ella sigue en su baranda,
verde carne, pelo verde,
soñando en la mar amarga.

- Compadre, quiero cambiar
mi caballo por su casa,
mi montura por su espejo,
mi cuchillo por su manta.
Compadre, vengo sangrando,
desde los puertos de Cabra.
- Si yo pudiera, mocito,
este trato se cerraba.
Pero yo ya no soy yo,
ni mi casa es ya mi casa.
- Compadre, quiero morir,
decentemente en mi cama.
De acero, si puede ser,
con las sábanas de holanda.
¿No ves la herida que tengo
desde el pecho a la garganta?
- Trescientas rosas morenas
lleva tu pechera blanca.
Tu sangre rezuma y huele
alrededor de tu faja.
Pero yo ya no soy yo,
ni mi casa es ya mi casa.
- Dejadme subir al menos
hasta las altas barandas,
¡dejadme subir!, dejadme
hasta las verdes barandas.
Barandales de la luna
por donde retumba el agua.

Ya suben los dos compadres
hacia las altas barandas.
Dejando un rastro de sangre.
Dejando un rastro de lágrimas.
Temblaban en los tejados
farolillos de hojalata.
Mil panderos de cristal
herían la madrugada.

Verde que te quiero verde,
verde viento, verdes ramas.
Los dos compadres subieron.
El largo viento dejaba
en la boca un raro gusto
de hiel, de menta y de albahaca.
- ¡Compadre! ¿Dónde está, dime?
¿Dónde está tu niña amarga?
¡Cuántas veces te esperó!
¡Cuántas veces te esperara,
cara fresca, negro pelo,
en esta verde baranda!

Sobre el rostro del aljibe
se mecía la gitana.
Verde carne, pelo verde,
con ojos de fría plata.
Un carámbano de luna
la sostiene sobre el agua.
La noche se puso íntima
como una pequeña plaza.
Guardias civiles borrachos
en la puerta golpeaban.
Verde que te quiero verde,
verde viento, verdes ramas.
El barco sobre la mar.
Y el caballo en la montaña.



sábado, 7 de julio de 2012

El mensaje que llegó en una botella - Jussi Adler-Olsen

Título original: Flaskepost Fra P; traducción del danés por Juan Mari Mendizábal
Publicación: Madrid: Maeva, 2012
Edición: 1ª ed.
Descripción física: 527 p.; 23 cm.
ISBN: 978-84-15120-83-4
CDU: 821.113.4-31"19"
Signatura: N ADL men
Precio: 18,90 euros en la Casa del Libro



TREPIDANTE

Esta novela la gané en un sorteo que organizó hace algunos meses LAKY en su blog, aunque hasta hace poco no había podido ponerme con ella; como soy un poco cuadriculada con estas cosas, por lo general me voy leyendo los libros en el mismo orden en el que me van llegando, y pocas veces me salto este orden a no ser que me toque publicar una reseña para una lectura conjunta, o sea un libro que me han prestado y quiera devolver pronto, o cosas así. Aprovecho para darle las gracias a LAKY, que además del libro me envió una nota de prensa sobre la presentación oficial de la novela y un marcapáginas, y lo acompañó de una nota escrita por ella que me gustó tanto que todavía la tengo guardada.

Jussi Adler-Olsen me sonaba únicamente de oídas, pero nunca había leído nada de este autor hasta ahora; de nuevo estamos ante otro escritor de novela negra nórdica, aunque hay algunas teorías que diferencian entre la novela negra y la policiaca. Yo la verdad es que ratos no tengo muy clara la diferencia, pero en fin...

El autor nació en Copenhague en 1950, estudió medicina, sociología, historia política y comunicación audiovisual, y antes de dedicarse a la literatura más en serio estuvo trabajando como editor de cómics y redactor de revistas; no fue hasta 1995 cuando decidió empezar a escribir, y de momento parece que no le ha ido nada mal porque ha publicado cuatro libros de la serie correspondiente al Departamento Q (el departamento de policía de Copenhague encargado de resolver casos que todavía están abiertos por alguna razón) y ha recibido algunos premios.


Argumento y personajes

La historia comienza cuando el mayor de dos hermanos, al parecer secuestrados en lo que aparentemente es una caseta para botes, decide lanzar un mensaje de socorro utilizandolos únicos medios que tiene a su alcance: una botella de cristal, unas astillas de madera y su propia sangre, con la que escribe el mensaje. La botella es recuperada tiempo después por la policía escocesa, ya que aparece en esas costas; aquí sospechan que el mensaje está escrito en danés y posiblemente con sangre humana, y se lo hacen llegar a la policía de ese país. Así será como este caso llegará al famoso Departamento Q, para que sean ellos quienes prosigan con la investigación.

Al frente de este departamento se encuentra el comisario Carl Mørk, que deberá poner todo su empeño en averiguar quién escribió este mensaje y sobre todo por qué. Para ayudarle a resolver este caso estarán a su lado sus ayudantes, Asad, un chico de nacionalidad siria, y Rose; a veces también contarán con la ayuda de Yrsa, la hermana de esta última. Juntos se dedicarán a intentar descifrar el mensaje, además de poner un poco de orden en su desastroso departamento, ya que por si fuera poco todo el trabajo que tienen, una inspección amenaza con clausurar su zona de trabajo por temas de riesgos laborales. Según se vayan adentrando en el caso, los policías del Departamento Q se encontrarán no sólo con que a los dos chicos desaparecidos nadie los ha reclamado nunca, sino que además es muy posible que en este asunto estén mezcladas de uno u otro modo algunas sectas religiosas... Y por supuesto, no pueden saber si hay un asesino que sigue suelto y está volviendo a hacer de las suyas, aunque pronto empezarán a sospechar que es así.


Mis impresiones

Ya adelanto que esta novela me ha gustado, y además muchísimo; hasta que termine el año no lo podré saber con seguridad, pero de momento tiene bastantes papeletas para estar entre las mejores de 2012, así que con eso creo que ya digo mucho. No lo puedo comparar con los dos anteriores porque aún no los he leído (aunque creo que le voy a poner remedio a eso en cuanto pueda), pero ya me dijo LAKY que le habían contado que esta tercera novela dedicada a los casos del Departamento Q es mucho mejor que las otras dos. Y desde luego esta última está muy bien escrita, así que supongo que quienes lo dicen tendrán razón.

La historia tiene un poco de todo, ya que no sólo se centrará en la resolución del caso sino también en la vida de los diferentes protagonistas. Y además el autor hace también una crítica a la sociedad de su país; como ya me pasó cuando empecé a leer las novelas de Mankell, se me cayó un mito porque tenía idealizados a los nórdicos y por lo que se cuenta en las novelas, en todas partes cuecen habas. En este caso la historia no ocurre en Suecia sino en Dinamarca, pero a través del libro sabremos que allí también tienen problemas con las bandas callejeras, con los recursos de la policía que son insuficientes, con el maltrato, con el alcohol y las drogas... Y además también con algunas personas pertenecientes a sectas religiosas con ideas de lo más extremistas, y por supuesto todas ellas convencidas de que su religión es la única que está en posesión de la verdad.

Quizá lo que más destacaría de la novela es que tiene un ritmo que prácticamente no decae en ningún momento, y de hecho me sorprendió la velocidad con la que me di cuenta que iba avanzando el número de páginas que llevaba leídas; y es que había ratos en los que no podía parar y hasta iba leyendo mientras andaba por los pasillos del metro, que es algo que hace mucho que dejé de hacer para prevenir accidentes... Durante la lectura iremos siguiendo varios hilos argumentales:
  • Por un lado, veremos la evolución policial en la investigación del caso; todo girará en torno al mensaje encontrado en la botella y a los esfuerzos del Departamento Q por conseguir descifrarlo cuanto antes, ya que no saben si el tiempo juega en su contra. Y por supuesto deberán también estar pendientes del resto de casos y de la posible clausura de su "chiringuito" por problemas de seguridad.
  • Por otra parte, también conoceremos al asesino, su pasado y las motivaciones que lo mueven a hacer lo que hace; iremos conociendo detalles sobre su vida, tanto presente como pasada, y cómo todos esos detalles han ido forjando su personalidad y el tipo de individuo que ha llegado a ser.
  • Y por último iremos sabiendo detalles sobre el resto de personajes que nos harán entender mejor el por qué de sus acciones. Supongo que en las novelas anteriores ya se habrá hecho un esbozo de ellos, pero para mí eran todos nuevos. Veremos que Carl Mørk tiene un carácter a veces un poco difícil, y que tiene en ocasiones poca paciencia, sobre todo con Assad. Este personaje a mí me cayó muy bien (no es que Carl no me cayera bien, que conste), porque el pobre a veces se equivoca y no utiliza las palabras correctas, o se pasa la vida metiendo un "o sea" o un "entonces" en cada frase; y Carl aprovecha para corregirle y de paso meterse con él un poco. Pero Assad es el personaje que le da el toque de humor a la historia, a pesar de que trata un tema que no es para tomárselo a risa.
A lo largo de la historia iremos conociendo los diferentes detalles desde diversos puntos de vista; unas veces se centrará en el departamento de policía, otras en el asesino, otras en los componentes de las sectas religiosas, otras en las víctimas... Y la verdad es que es un recurso que me parece que el autor ha utilizado francamente bien, porque en algunos momentos conoceremos detalles por haber leído algo desde el punto de vista del asesino, y tendremos la ocasión de ir un paso por delante de la policía. A ratos esto me daba un poco de estrés, porque de repente le decía para mis adentros a la policía: "Pero... ¡que te acabas de cruzar con el asesino y no te has dado ni cuenta!"; y claro, la policía no me hacía caso. Creo que en parte el ritmo de la narración no llega a decaer precisamente por cosas como esta; el autor no te da casi ni un respiro... Además no pasa como en algunas novelas, que de repente se resuelve el misterio y está todo tan traído por los pelos que no te enteras de nada y te quedas con cara de idiota; en este caso iremos viendo cómo se resuelven las cosas poco a poco, y cómo todo queda perfectamente explicado, sin que queden cabos sueltos.


Conclusión

Como decía al principio, esta ha sido mi primera novela de Adler-Olsen, pero desde luego tengo claro que volveré a leer algo suyo sí o sí. De todos los autores nórdicos a los que había leído hasta ahora, tenía bastante claro que mi favorito era Mankell y su serie del comisario Wallander; pero la verdad es que este danés ha puesto el listón muy alto y ya no tengo tan claro que no sea mejor que Mankell. Ahí queda eso...

Aunque se trata de una historia de crímenes detrás de la que hay detalles de lo más sórdido, tengo que decir que he disfrutado leyendo esta novela; y no precisamente porque me gusten las cosas relacionadas con malos tratos, drogas, etc., pero he pasado ratos muy agradables leyéndola. Además hay un poco de todo, desde por supuesto estrés por no poder ayudar a los policías cuando ves que sabes algo que ellos aún no han descubierto, hasta impotencia por no poder ayudar a las víctimas, o incomprensión viendo lo ciegas que son algunas personas cuando están presentes sus creencias religiosas. Creo que, tanto si te gusta este género como si no, esta novela tiene bastantes papeletas para que te resulte entretenida.

viernes, 6 de julio de 2012

Sorteo - Carmen y amig@s


Carmen, del blog Carmen y amig@s, organiza un sorteo nacional en el que están en juego nada menos que cinco packs de las dos novelas de Toni Hill: Los buenos suicidas y El verano de los juguetes muertos.

Si os queréis animar a participar, sólo tenéis que echar un vistazo a los detalles en la entrada del blog de Carmen. El plazo ha empezado hoy 6 de julio y acaba el 26 del mismo mes, así que todavía tenéis tiempo para decidiros. ¡Suerte!

jueves, 5 de julio de 2012

El tiempo sin ventanas - Elena Chizhova

Título original: Время женщин; traducción del ruso por Ioulia Dobrovolskaia y José María Muñoz Rovira
Publicación: Barcelona: DeBolsillo, 2011
Edición: 1ª ed.
Descripción física: 233 p.; 19 cm.
ISBN: 978-84-9908-895-2
CDU: 821.161.1-31"19"
Signatura: N CHI tie
Precio: 8,95 euros en la Casa del Libro



ENTRE MUJERES

Este libro no lo conocía de nada, ni había oído hablar nunca de su autora; pero lo vi un día que fui de visita a casa de mi padre, junto con otros libros más que estaban esperando a que en las estanterías hicieran hueco para poder encontrar su lugar... Y como yo no puedo resistirme a ver un libro desvalido, les pregunté si me lo prestaban junto con algún otro más que también me llamó la atención. Lo que no sé es si al final volverán a su sitio o se quedarán conmigo, porque en mi familia cuando no tienen hueco en casa me suelen llevar los libros a la mía...

Como decía, Elena Chizhova era totalmente desconocida para mí, aunque al ver su apellido ya me quedaba claro que sería rusa. Investigando un poco he averiguado que nació en San Petersburgo en 1957, que estudió Empresariales y que hasta bien entrada la década de los 90 estuvo trabajando en diferentes empresas hasta que finalmente decidió dedicarse por entero a la literatura. En 2009 le concedieron el premio Booker Prize, muy prestigioso en Rusia, por esta novela, El tiempo sin ventanas. Aprovecho para hacer aquí un inciso y mencionar esto del título, que no sé muy bien por qué a veces los traductores se empeñan en cambiar lo que les da la gana; el título original de la novela es El tiempo de las mujeres, y además después de haberla leído no entiendo muy bien a qué viene eso de las ventanas. En fin...


Argumento y personajes

La novela nos sitúa en el San Petersburgo de los años sesenta (aunque si no recuerdo mal, en esa época la ciudad aún se llamaba Leningrado). La protagonista de la historia es Antonina, una joven campesina que ha llegado de una aldea para trabajar en la gran ciudad, donde cree que estará a salvo de las habladurías; su situación es un poco complicada, ya que es madre soltera porque el padre de su hija Sofía ha desaparecido sin dejar rastro. Pero en esta época todo es de todos, hay que ayudar a las mujeres y, como le dice a Antonina una representante del sindicato, no hay hijos huérfanos porque todos son hijos de la patria.

A Antonina, el comité le adjudica una habitación como las que había en aquel entonces (bueno, y hasta no hace mucho todavía existían), en un piso compartido. Y en el mismo piso viven además tres ancianas, Ariadna, Eudocia y Gliceria, que no tienen familia (a sus maridos y a sus hijos se los han llevado la guerra, el hambre y las miserias) y tratarán a Sofía como si fuera su propia nieta. Antonina está encantada, porque así ella puede echar más horas en el trabajo para tener más dinero, y además las tres abuelas le echan una mano en lo que pueden, colaborando sobre todo con algo de su escasa pensión, porque las tareas del hogar le tocan siempre a Antonina. Sofía no ha pronunciado ni una palabra desde que nació, así que su madre piensa que es casi mejor que se quede en casa al cuidado de las ancianas, porque seguro que en el colegio se reirán de ella cuando lo descubran.

El tiempo va pasando y Sofía sigue sin pronunciar palabra, aunque sin embargo entiende todo lo que le dicen y se expresa a través de dibujos; pero en el comité empiezan a preguntarse por qué esa niña no va al colegio. Antonina hará todo lo posible por ocultar la incapacidad de su hija para hablar, aunque sabe que en algún momento puede que el Estado reclame a la niña para comenzar su formación escolar. Las cosas empiezan a complicarse y se ve obligada a pedirle ayuda a Nicolás, un compañero de trabajo que parece que está interesado en Antonina y piensa que entre ellos puede llegar a haber algo más que amistad algún día.

Conoceremos también a los representantes del comité, a los inspectores, a funcionarios y médicos corruptos y no corruptos... Todos ellos personajes secundarios que aunque hagan apariciones breves tendrán también su importancia en el desarrollo de la historia.


Mis impresiones

La primera palabra que me viene a la cabeza a la hora de definir esta novela es tristeza, aunque no debería sorprenderme a estas alturas porque los escritores rusos no se caracterizan precisamente por ser la alegría de la huerta, salvo alguna rara excepción. Y una cosa que me despistó bastante fue lo del título, como comento un poco más arriba. Normalmente tengo la manía de mirar cuál es el título original de los libros que leo, incluso aunque hayan sido escritos en idiomas que no conozco; es una costumbre de toda la vida que no puedo evitar... Y me llamó la atención eso de que a este libro lo hubieran titulado El tiempo sin ventanas; porque hay veces en que los títulos son un juego de palabras, o algo que no se puede traducir con facilidad. Pero en este caso, que está clarísimo que el título es El tiempo de las mujeres, la verdad es que no tengo ni idea de por qué lo han cambiado así tan alegremente; y más teniendo en cuenta que después de haber leído el libro, no sé si yo seré torpe o es que no tiene relación, pero eso de las ventanas me parece que no tiene ningún sentido...

Si nos interesa conocer detalles de cómo era la vida en Rusia en los años sesenta (me refiero a la vida de cualquier trabajador normal, que aquí no aparecen señores nobles ni zares), esta historia es bastante útil para ello. Sabremos cómo vivía la gente normal en aquella época, y no sólo porque nos cuenten el hecho de que vivan en pisos compartidos, sino detalles tan concretos como los remedios caseros que utilizaban para quitar manchas, o para curar heridas, o para hacer que la comida cundiera mucho más. Y también veremos cómo en aquellos tiempos la gente estaba de lo más controlada por el Estado (bueno, seguro que ahora también lo estará aunque se note menos) e incluso tenía miedo de las posibles represalias que se podían tomar contra los ciudadanos. Y conoceremos detalles sobre el hambre, las consecuencias de la ocupación nazi y el racionamiento, entre otras cosas.

Una cosa bastante original de la novela es que la historia está escrita en primera persona, pero no nos la cuenta siempre el mismo personaje, sino que se van alternando las cosas que nos cuenta cada uno. Esto al principio me despistó un poco, porque no queda del todo claro quién está hablando hasta que una frase o un pequeño detalle te da la pista de quién es; además se intercalan también a veces escenas que corresponden a sueños, con lo cual si no estás muy pendiente te despistarás más aún. Al principio pensé que la pista la daría el título de cada capítulo, que lleva el nombre de uno de los personajes; pero no siempre es así. Aunque por supuesto, este recurso no supone ningún impedimento a la hora de enterarse bien de la historia, y además nos servirá para conocer los diferentes puntos de vista de un mismo hecho; por ejemplo veremos que las tres abuelitas echan de menos los tiempos en los que se vivía con los zares, y por su parte Antonina está convencida de que no podrá ver el régimen comunista que se les ha prometido a los ciudadanos después de la revolución de octubre.

Estas cinco mujeres protagonistas de la historia formarán una piña y se apoyarán unas a otras en el día a día; en un principio se supone que mientras Antonina trabaja, las tres ancianas cuidan de Sofía. Pero nos daremos cuenta de que, a pesar de la forma de ser que tiene cada una, que a veces choca con la de las demás, en realidad acabarán cuidándose todas, unas a otras. Esto, por otra parte, era bastante habitual en esta época, porque lo de compartir no sólo piso sino también penurias solía unir mucho a la gente. Eso sí, que nadie piense que por el hecho de que las protagonistas sean mujeres estamos ante una novela dirigida a mujeres; que ya sabéis que a veces se tiende a pensar así, y no deberíamos tener esos prejuicios. Los hombres en este caso tienen un papel algo más secundario, pero también importante para el desarrollo de la historia, como iremos viendo según avancemos en su lectura.

En cualquier caso, se trata de una historia que nos despertará sentimientos de lo más variado: ternura al ver cómo estas mujeres se preocupan tanto las unas por las otras, tristeza al ir conociendo detalles de las condiciones en las que se vivía en Rusia en esta época, importencia de saber cómo solían actuar los capataces de las fábricas e incluso los representantes sindicales... Desde luego es toda una mezcla de ingredientes de lo más variado.


Conclusión

Creo que esta es una novela muy recomendable, y aunque yo no la conocía de nada, me ha sorprendido gratamente (a pesar de la tristeza que se siente al leerla). Pero si sois de los que preferís las comedias y las lecturas ligeras, está claro que esta historia no os terminará de convencer, o lo mismo incluso acabáis con algún que otro lagrimón o un nudo en la garganta, porque tiene pasajes bastante duros. Por otro lado, si os interesa saber más cosas sobre cómo era la vida en Rusia en los años 60, estoy segura de que esta novela os podrá gustar.

A pesar de que destila tristeza, creo que la autora lo ha planteado así en parte por hacer una crítica a cómo era la sociedad rusa de ese tiempo. Seguro que las protagonistas, que durante toda la historia lo pasan realmente mal, están inspiradas en alguien de su familia (ella en esa época era demasiado joven y supongo que no recordará la mayoría de las cosas) o en alguien cercano a ella. Pero en el fondo creo que el mensaje que nos quiere transmitir es que, a pesar de todo, siempre hay esperanza si consigues no rendirte y hacer frente a todas las adversidades que la vida te va poniendo por delante.

miércoles, 4 de julio de 2012

El reto de "Ellas también viven"

Desde hace algunos días anda circulando por la blogosfera este reto; en mi caso quien me ha invitado a participar en él ha sido Pilar Muñoz, del blog Ellas también viven, que a su vez fue invitada por Margari, de Mis lecturas y más cositas, a su vez invitada por alguien más. Ya sabéis cómo son estas cosas, que cuando empiezan a circular ya no hay quien las pare y en ocasiones no sabemos muy bien de dónde ni cuándo exactamente partió la iniciativa original.

Bueno, vamos con el reto. La propuesta es plasmar en una entrada en nuestro blog una frase, o bien con la que nos identifiquemos, o bien que signifique algo importante para nosotros. Esto me ha hecho recordar que cuando era más jovencita me encantaban las citas y frases célebres, de cualquier tipo; y de hecho en la última mudanza apareció un archivador con un montón de ellas apuntadas, que ni recordaba que todavía las conservara... Igual que le ha ocurrido a Pilar, me ha costado un poco decantarme por una sola, porque son varias las frases que me acompañan en el día a día; pero quizá por las cosas que me han pasado en la vida (que por cierto, Pilar, seguro que te daban para escribir un libro) hay una que creo que me va como anillo al dedo. De hecho la gente que me conoce dice que soy una superviviente...


Lo que no te mata, te hace más fuerte 
Friedrich Nietzsche


Se supone que ahora hay que pasarle este reto a otros blogs, así que espero que aquellos a los que cite no hayan sido invitados ya:

Y por supuesto, le doy las gracias a Pilar por haberse acordado de mí.

lunes, 2 de julio de 2012

Sorteo - Kayena Libros


Kayenna, del blog Kayena Libros: negro sobre blanco, organiza un nuevo sorteo del mes, como siempre de tres libros; el ganador podrá elegir uno de los siguientes títulos:

  • Volverán a por mí, de Josan Hatero y Use Lahoz,
  • Fantasmas de Kensington, de J.D. Álvarez, y
  • El club del amanecer, de Don Winslow.

Se pueden conseguir puntos para el sorteo, y si además sois de los primeros en comentar, tendréis la posibilidad de elegir con qué números preferís participar. Si os queréis apuntar podéis ver todos los detalles, así como los requisitos que se nos piden, en la entrada del blog de Kayenna. ¿Os animais?

Hablaré cuando esté muerto - Anna Jansson

Título original: Först när givaren är död / traducción del sueco por Laura Granados y Gemma Pecharromán
Publicación: Barcelona: DeBolsillo, 2012
Edición: 1ª ed.
Descripción física: 345 p.; 19 cm.
ISBN: 978-84-9989-405-8
CDU: 821.113.6-31"19"
Signatura: N JAN hab
Precio: 18,50 euros en la Casa del Libro




MUERTOS DEL PASADO


Después del éxito que tuvo las pasadas Navidades su original idea del bloguero invisible, Kayena, del blog Kayena libros, decidió repetir de nuevo la experiencia pero esta vez en fechas cercanas al día del libro, que como sabéis fue el pasado 23 de abril. Igual que la vez anterior, la única condición para participar era que cada una de las personas que se apuntara a esta iniciativa debía enviar un libro a la persona que le tocara en suerte en el reparto; aunque por aquello de la celebración librera, esta vez había que acompañar al libro de una rosa a gusto de cada uno de los participantes: la rosa podía ser de tela, de origami, natural... Y la verdad es que cuando después fuimos leyendo las correspondientes entradas en los blogs, vimos que hubo cosas de lo más originales; en mi caso regalé una rosa que yo misma hice con cápsulas de Nespresso recicladas.

El libro que recibí de manos de mi librero particular fue este del que os voy a hablar ahora; y la rosa no fue una sino que fueron dos, ambas en forma de marcapáginas preciosos, y además los dos pintados a mano. Encima el libro venía con una dedicatoria que me encantó. Y todo esto me lo hizo llegar nuestra compañera Marina, del blog Marinades; así que aunque ya le di las gracias en su momento, aprovecho que por fin me he animado a escribir esta opinión para dárselas de nuevo por aquí.



Argumento y personajes

La historia comienza precisamente en la isla de Gotland, tan bien conocida por la autora, cuando vemos que la protagonista, Frida Norby, acaba de perder a su marido, Helge, que lo era todo para ella. Y mientras intenta recuperarse de esta terrible pérdida, se entera por su vecina Signe de que antes de morir, Helge le confesó que un día enterró en el jardín de la casa que compartía con Frida el cadáver de un niño. Al dolor que ésta siente por haber perdido a su marido se une, entonces, la incertidumbre de pensar que le dedicó a él toda su vida y sin embargo no le conocía realmente. ¿O más bien será todo una invención de Signe, con la que Frida ha tenido siempre una relación de lo más tortuosa?

Al principio Frida se niega a creer que lo que le ha contado Signe sea verdad, pero las dudas la corroen y finalmente decide excavar en el jardín para comprobar si es cierto que allí hay un niño enterrado; y efectivamente desentierra los huesos de un niño. Un niño que no sabe quién es, puesto que Helge nunca le había hablado de él. ¿Por qué nunca le dijo nada en todos estos años? ¿Sería porque se trataba del hijo que tuvo con otra mujer, ya que Frida nunca pudo darle un hijo propio? Y si fue así, ¿por qué lo mató, si es que lo mató él mismo? Todas estas preguntas se agolpan en la mente de Frida, aunque dejarán de hacerlo momentáneamente, cuando entra en escena un asesino que se dedica a matar exclusivamente a mujeres. Y uno de sus objetivos será precisamente Frida, cuya casa acaba calcinada por un incendio provocado...

Por supuesto, en una novela de estas características no puede faltar la policía, y en esta ocasión conoceremos a la agente Maria Wern, que será la encargada de llevar las riendas de este caso e ir atando todos los cabos necesarios para descubrir al asesino y desde luego capturarlo antes de que consiga matar de nuevo a otra mujer. Y a esto se le suma que su vida personal no está pasando por su mejor momento, ya que Maria es la amante de un hombre casado, policía también, que ha sido gravemente herido y sólo puede comunicarse con él a través de su mujer. Y tendremos además otros personajes como el joven violento, las chicas, amigas de toda la vida, que se enamoran del mismo chico, el párroco que se siente demasiado solo... Todos se conocen, ya que el hecho de vivir en un sitio pequeño y aislado hace que las cosas sean así, pero al mismo tiempo todos guardan secretos que no quieren que los demás lleguen a saber.


Mis impresiones

Aunque tengo claro que esta novela no será una de las mejores que leeré este año, la verdad es que me ha resultado bastante entretenida y ha habido ratos en los que no me apetecía nada tener que bajarme del autobús o cambiar de línea de metro y dejar de leer durante un momento, porque me moría de ganas de saber qué pasaría en los siguientes capítulos; capítulos que por cierto se leen muy rápido porque son en su mayoría bastante cortos y además nos harán avanzar y retroceder continuamente en el tiempo, lo que nos dará la oportunidad de ir conociendo el porqué de las cosas que ocurren y sobre todo el porqué de las relaciones entre los diferentes personajes.

Estos personajes están bastante bien definidos, y al ir avanzando en la lectura de la historia descubriremos poco a poco sus secretos. Como decía algo más arriba, todos ellos se conocen de toda la vida, pero cada uno esconde algo que no quiere que los demás sepan. Así, veremos que Frida se ha quedado completamente sola tras la muerte de su marido, pero no quiere que los demás la consideren anciana y débil; su vecina Signe, la cotilla oficial del pueblo, se dedica a espiar a los demás porque en el fondo le gustaría no estar sola sino tener a alguien que se ocupara de ella; y esto de rebote le afecta a Ingrid, la hija de acogida de Signe, que se siente prisionera por culpa de la situación de su "madre" y busca desesperadamente huir de ella y encontrar a alguien que la quiera; también la agente de policía Wern se sentirá sola, ya que no puede ir a visitar a su amante y para saber de su estado, el único contacto que tiene con él debe ser a través de su todavía mujer... Supongo que la autora de la novela ha estudiado esto y está hecho claramente a propósito, porque todos los personajes tienen ese punto en común, y es que a pesar de todo se encuentran prácticamente solos. Y en algunos pasajes de la novela se aprecia claramente esta soledad; y el leerlos te provoca una sensación extraña, algo parecido a la desazón, mezclada con cierta pena por alguno de los personajes.

Al mismo tiempo, iremos siguiendo las dos líneas argumentales que se nos plantean, ya que no olvidemos que, aunque por un lado tenemos el caso del asesino de mujeres, por otro iremos viendo qué es lo que ocurre con los huesos que Frida ha desenterrado de su jardín; a través de ellos conoceremos detalles tan antiguos en el tiempo como la costumbre que tenían a veces los vikingos de convocar un consejo y matar a los niños pequeños, cuando se preveía que la cosecha no iba a ser todo lo buena que se esperaba y, por tanto, se veían expuestos a atravesar una época de hambruna.

No sé si esto será lo habitual en todas las novelas de esta clase, porque lógicamente no las he leído todas; pero al menos en los autores nórdicos sí he observado que la mayoría (o muchas) de las historias siguen el mismo patrón, o al menos uno muy parecido: se suelen mezclar acontecimientos del presente con algo que ocurrió en el pasado, y a veces ambos acontecimientos puede que lleguen a tener cierta relación. En cualquier caso, la lectura se hace bastante entretenida y además no es nada previsible; por lo menos yo no me esperaba el giro que da la historia al final, y eso es de agradecer porque ya me ha pasado alguna vez que cuando todavía quedaba bastante para terminar el libro, he empezado a sospechar lo que podía ocurrir y efectivamente ha ocurrido. No ha sido así en el caso de este libro, y de hecho en uno de los capítulos me quedé con la boca abierta cuando vi a un personaje que apareció en escena de la forma más inesperada.


Conclusión

Como decía un poco más arriba esta novela no estará entre las mejores de este año, pero sí es cierto que me ha hecho pasar un rato bastante agradable y entretenido. Nos pasaremos casi todo el rato con la mosca detrás de la oreja, intentando averiguar quién es el asesino de las mujeres por un lado, y por otro a quién pertenecen los huesos que encuentra Frida en su jardín. Habrá ratos en los que seremos un mar de dudas, porque no tendremos muy claro qué pensar de cada uno de los personajes; la autora ha sabido jugar muy bien al despiste, o por lo menos a mí me ha convencido en ese sentido.

Si no os gusta el género, posiblemente pensaréis que estamos ante una novela que es más de lo mismo, así que puede que ni os apetezca darle una oportunidad (aunque yo sinceramente se la daría). Si por el contrario os gusta este tipo de novelas, seguro que disfrutaréis con ella; además se lee bastante rápido así que en cualquier caso no será de los libros que os hagan arrepentiros de haber perdido un tiempo precioso leyéndolos...