martes, 1 de marzo de 2011

La tesis de Nancy - Ramón J. Sender



Edición: 38ª ed.
Publicación: Madrid: Magisterio Español, 1991
Descripción física: 321 p., 18 cm.
ISBN: 84-265-7134-4
Serie: Literatura Española. Novela: siglo XX
CDU: 821.134.2-31"19"
Signatura: N SEN tes
Precio: 9,5 euros en la Casa del Libro





"PA JARTARSE" DE REÍR

Este libro era uno de los que utilizaba mi madre para las clases de taquigrafía que daba hace algunos años. En lugar de los textos estándar que venían con los manuales de taquigrafía al uso, ella les dictaba a sus alumnos artículos de periódico o de revistas, y también usaba cualquiera de los libros que anduvieran rodando por casa. Así que a Nancy y a su tesis los conozco desde que era bastante pequeña.

Recuerdo que la primera vez que leí el título, a mí aquello me parecía que tenía que ser un tostón; ya os digo que era muy pequeña, y eso de una tesis me sonaba a algo muy profundo, como si fuera un libro científico o algo así. Pero cuando empecé a entender lo que mi madre les dictaba a sus alumnos en las clases, me di cuenta de que en realidad se trataba de un libro bastante divertido...

El autor


La verdad es que Ramón J. Sender es un autor archiconocido, aunque en realidad no he leído demasiadas cosas suyas. De hecho, ni sabía que era aragonés ni que ya desde bien joven era bastante revolucionario; tanto que en unas revueltas estudiantiles le echaron las culpas a él y tuvo que irse de Zaragoza a Alcañiz para finalizar el bachillerato. Con sólo 17 años se marchó a Madrid, solo y sin dinero, porque estaba enemistado con su padre; y en esta ciudad se inició en la literatura, escribiendo artículos y cuentos para varios periódicos. La aventura madrileña le duró poco, ya que al ser menor de edad, su padre lo reclamó legalmente para que volviera a su Huesca natal.

Posteriormente ingresó en el ejército y estuvo sirviendo durante la guerra de Marruecos. A su vuelta entró a trabajar como redactor y corrector (qué tiempos aquellos en los que los periódicos tenían correctores...) en el diario El Sol, ya desaparecido; también, siguiendo sus ideas políticas continuó colaborando en varios periódicos libertarios, e incluso llegó a estar en la cárcel por sus actividades políticas. De hecho, sus primeras novelas tienen unos marcados tintes políticos e ideas revolucionarias, y Sender llegó incluso a ser uno de los fundadores de la Asociación de Amigos de la Unión Soviética.

Durante la Guerra Civil fusilaron a su mujer, al no poder apresarlo a él, ya que se había unido al bando republicano. Estuvo una temporada viviendo cerca de París, y posteriormente decidió emigrar con sus hijos a México, tras pasar una temporada en un campo de concentración. Más tarde se trasladó a Estados Unidos, donde ejerció como profesor de literatura; aunque aquí no acabaron sus vicisitudes, porque el senador ultraderechista McCarthy quiso "limpiar de rojos" Estados Unidos y Sender no tuvo más remedio que firmar un manifiesto anticomunista para no perder su trabajo en la universidad. Volvió a España algunas temporadas, y en los años 80 solicitó recuperar su nacionalidad y renunciar a la estadounidense; sin embargo, finalmente murió en Estados Unidos. Como vemos, una vida de lo más agitada.

En cuanto a su producción literaria, dedicó varias de sus obras al tema de la Guerra Civil, y también cultivó el género autobiográfico e incluso el realismo mágico, la novela histórica, el ensayo, el relato corto y la novela-reportaje. Las situaciones cómicas derivadas de la diferencia entre la mentalidad estadounidense y española lo llevaron a escribir La tesis de Nancy, el libro que nos ocupa; dado el éxito que tuvo, el autor decidió continuar la historia de Nancy con otras dos novelas más.

Argumento y personajes

Nancy es una estudiante estadounidense que viaja a España para llevar a cabo labores de investigación relativas a su tesis doctoral en lenguas románicas. Según nos dice el propio autor en una nota previa a la historia, él tiene una amiga, Betsy, que es prima de Nancy; y así es como nos presenta a Nancy, a través de una carta que ésta escribe a su prima y que el autor consideró que valía la pena traducir. Parece ser que luego le pidió más cartas, y así fue como surgió la historia que nos cuenta en la novela. Realmente no sé si esto es cierto o si, como hizo en su día Umberto Eco con el supuesto manuscrito en El nombre de la rosa, Sender hace lo propio con una carta de Nancy a Betsy; pero el caso es que, cierto o no, creo que es una forma original de ponernos en situación.

Iremos conociendo a Nancy y sus aventuras en España a través de varias cartas que supuestamente ella escribe a Betsy, y Sender a su vez va traduciendo. Lo divertido es que Nancy está tan interesada en las costumbres y el folklore español que no se le ocurre mejor manera de conocerlo que irse nada menos que a Sevilla, concretamente a Alcalá de Guadaira, para empaparse de las costumbres de la Bética, como ella dice. La novela está estructurada en diez capítulos, que son las diez cartas que Nancy le va escribiendo a su prima Betsy; los títulos de los capítulos/cartas son:
  • Nancy descubre Sevilla
  • Nancy entra en el mundo gitano
  • Nancy y la aventura en el cine
  • Las excursiones de Nancy y la tertulia del café
  • Nancy y la venadita habladora
  • Nancy y el abejorrito rubio
  • El patio, la rivalidad y el pozo encantado
  • Nancy y la flor
  • Velorio en los Gazules
  • El acabose en los Gazules
Los personajes son de lo más variado, y a lo largo de las cartas nos iremos familiarizando con ellos.

* Nancy: es la principal protagonista de nuestra historia, una chica estadounidense que decide viajar a España con intención de tomar las notas que le ayudarán a terminar su tesis doctoral sobre el folklore y las costumbres españolas. No sé si la intención del autor era ridiculizar un poco a los estadounidenses, porque a veces Nancy es tan simple en sus razonamientos que no tienes más remedio que reírte con ella... Pero por otro lado en ocasiones tiene unos detalles que la hacen parecer un poco sobrada; debe de ser cosa de los estadounidenses, jaja.

* Curro: es el novio gitano de Nancy, y también un poco enreda porque la mayoría de las veces se dedica a hacerle un lío a la pobre con las palabras y las expresiones en español. Nos lo pintan como muy celoso, e incluso lo veremos capaz de llegar a matar y morir por el amor de Nancy. Es muy alegre, simpático y amistoso; la típica persona a la que todo el mundo saluda y todo el mundo conoce, vaya donde vaya. Es que, como él dice, tiene muchos "primos".

* Mrs. Dawson: escocesa, esta mujer es conocida de Nancy y el autor la pinta como un poco estirada; además, Nancy se mete mucho con ella porque dice que confunde los géneros de las palabras (como un día en que va a comprar "tinto" para escribir unas cartas, y luego se queja de la mala calidad de la tinta española). No despierta demasiadas simpatías, aunque también tiene algunos deslices y detalles con los que te partes de risa.

* Mrs. Adams: fue profesora del colegio en el que Nancy estudió el bachillerato en California, y está ya jubilada. Muy religiosa, cuando tiene dudas existenciales su costumbre es abrir la biblia por una página al azar para ver qué le aconseja hacer. El día en que le regala una biblia a Curro, cuando él abre una página al azar para comprobar la teoría de Mrs. Adams resulta un poco desastroso...

* Otros personajes: poco a poco irán apareciendo más personajes secundarios como Elsa, la holandesa amiga de Nancy, enamorada de Curro; Quin, un poeta gitano que llama la atención de Nancy por lo rubio que es, y al que de hecho llaman "el abejorrito rubio"; o Soleá, una niña muy simpática que se hace amiga de Nancy y se queda con ella mientras Curro se encuentra unos días fuera.

Mis impresiones. El paraíso de los malentendidos

Como os adelantaba, Nancy le va contando a su prima Betsy, en cada una de sus diez cartas, cómo es su vida en Sevilla, cómo se va introduciendo en el mundo y las costumbres andaluzas, y cómo todo lo que está aprendiendo le va ser muy útil para su tesis doctoral. Por supuesto, y como suele ser habitual cuando alguien no domina un idioma extranjero, veremos que cada dos por tres se van sucediendo anécdotas y situaciones de lo más rocambolesco. Y la guinda del pastel es cuando Nancy se echa un novio gitano, hecho que según ella la ayudará aún más a comprender las costumbres españolas.

Como nos pasa a todos cuando aprendemos un idioma extranjero, a veces no entendemos del todo bien lo que oímos, y en el caso de Nancy es aún peor porque el acento andaluz es complicado si uno no está acostumbrado a escucharlo. Además Curro no ayuda demasiado, porque a veces lo que hace es liar a Nancy todavía más, como cuando le cuenta que la música la inventaron dos indios, uno llamado Chindurata y su hijo Taratachunda. Y allí vemos a nuestra protagonista, todo el día con el diccionario en la mano, y vuelta medio loca porque la mayoría de las veces no localiza las palabras de las que quiere conocer el significado... Además se ofende mucho porque dice que los españoles se escandalizan y la miran raro cuando les hace preguntas sobre gramática.

No es plan de destriparos aquí toda la historia porque lo más divertido es ir descubriendo por uno mismo las aventuras de Nancy, pero sí puedo deciros que yo he ido más de una vez leyendo este libro en el metro o en el autobús, y había gente que también me miraba raro no porque les hiciera preguntas sobre gramática, sino porque iba muerta de la risa. Claro que también ayuda el hecho de que mi abuela era andaluza y tengo más familia del sur, y al leer este libro no podía evitar imaginármelos (aunque sobre todo a mi abuela) diciendo algunas cosas. Si no te gusta la forma que tienen de hablar los andaluces, o no estás acostumbrado a ella, puede que no te haga ni pizca de gracia, pero en mi caso eso es una de las cosas determinantes para que este libro me haga reír tanto.

A lo largo de los capítulos iremos viendo cómo Nancy no sólo se va introduciendo en el mundo español, sino que además está muy interesada en las costumbres y también en la historia. Y llega a hacer cosas tan descabelladas como alquilar un caballo para subir a la Giralda, después de enterarse de que nadie lo ha hecho desde los tiempos de Abderramán. En algunas ocasiones su forma de actuar choca con la de los españoles, como cuando asiste a una conferencia y para demostrar que le ha gustado, en lugar de aplaudir como todo el mundo, se mete dos dedos en la boca y pega un silbido que deja ojipláticos a todos los asistentes.

La verdad es que es muy divertido ver cómo cosas que para nosotros son tan cotidianas, para Nancy suponen todo un mundo; como cuando intenta hacer una clasificación de los tipos de puñaladas, y llega a la conclusión de que la trapera es la peor de todas. Y la pobre, hasta que por fin se entera más o menos de en qué consiste hacer el paripe, o qué es la mala leche, se pasa medio libro dándole vueltas a la cosa... O como cuando se monta su película y llega a la conclusión de que cuando le das dinero a alguien a quien se lo debes, tienes una mosca dentro de la caja de caudales y al ir a coger el dinero la dejas libre, y de ahí viene la expresión "soltar la mosca".

A veces es también muy divertido ver cómo ella por su cuenta utiliza palabras o expresiones que en su boca quedan de lo más gracioso; hay un par de ejemplos con los que Curro y ella tienen un malentendido que casi llega a mayores. Nancy, que quiere dedicarse por entero a su tesis doctoral y a sus estudios, le dice a Curro que ella quiere "hacer la carrera"; y a Curro se le ponen los ojos en blanco. Y en otra ocasión, hablando de deporte, ella dice que el que más le gusta practicar es la "golfería"; y que aunque se case con él querrá seguir practicándolo. Os podéis imaginar las caras de Curro al escuchar estas cosas...

Otro día, Nancy escucha a escondidas que Curro y Quin están hablando de ella. Y en alusión a que Nancy ha estado con otros hombres antes de conocer a Curro, él dice que la quiere mucho pero no como madre de sus hijos, porque cuando él la conoció ella ya no tenía su flor. Y a partir del día siguiente vemos a la pobre Nancy yendo a todas partes con un clavel en el pelo. Aunque no todo son meteduras de pata de Nancy, que Mrs. Adams también se quiere hacer la lista y un día que van a visitar unas ruinas en las que había una estatua de Hércules pequeña, ella le suelta al guía que lo que más le ha gustado de lo que les han enseñado en la visita ha sido "Herculito"...

No os cuento más porque como me emocione os lo acabaré destripando todo, así que mejor que quien esté interesado en leer el libro vaya descubriendo todas estas cosas por sí mismo, que las hay y muy numerosas, además de muy divertidas.

Conclusión

Como os podréis imaginar, recomiendo sin dudarlo la lectura de este libro que tan buenos ratos me hace pasar cada vez que lo leo. Ya sé que hay un montón de libros nuevos en el mundo como para ponerse a repetir lecturas ya hechas, pero es que este libro para mí es ideal cuando estoy de bajón y me apetece echarme unas risas tontas sin tener que pararme a pensar en lo que estoy leyendo. Además ya comentaba el hecho de que al leer sobre las costumbres andaluzas, las expresiones y la forma de hablar, no puedo evitar acordarme de mi abuela.

Me imagino que a estas alturas de la vida la novela estará más que descatalogada, así que supongo que la única forma de encontrarla será en alguna tienda de libros de segunda mano, como en mi caso, o en páginas como Bookmooch o similares. Seguro que además lo podréis encontrar bastante barato porque la encuadernación más de bolsillo no puede ser.

Si os apetece pasar un buen rato con una lectura ligera, amena y divertida, seguro que disfrutaréis un montón con Nancy y su andadura por tierras andaluzas.

11 comentarios:

  1. Te debo una opinión sobre este libro. Qué grande! qué buenos momentos pasados con su lectura.

    ResponderEliminar
  2. Me alegro un montón de que te haya gustado. La verdad es que yo me he echado cada risa con él que no veas...

    ResponderEliminar
  3. Lo leí de pequeña porque me lo recomendó una amigad pero antes de hacerlo también me sonaba a tostón

    ResponderEliminar
  4. Ay! Lo que me pude reír con este libro madre mía. Y sí que tiene pinta de tostón, sí, pero nada más lejos de la realidad.
    Super recomendable.

    ResponderEliminar
  5. Es genial, desde luego. Yo lo recomiendo a todo el mundo.

    ResponderEliminar
  6. Yo también lo recomiendo, es muy bueno. Y es verdad que muchas personas tienen una idea equivocada de lo que se va a encontrar en él.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  7. Gracias por recordarme este libro que leí hace muchísimos años, me has hecho reir con los detalles que has contado.
    No sé si estará descatalogado, pero mi edición es de 1969, era de mi abuelo, y por otros motivos también me recuerda a él.
    Me ha gustado tu blog, si no te importa, te sigo y me quedo por aquí.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. @Rosalía: La verdad es que es toda una sorpresa encontrarse con esta historia tan divertida bajo ese título aparentemente tan "soso".

    @Blanca: Muchas gracias por la visita. Me alegro de que te haya gustado el blog, así que estaremos encantadas de seguir teniéndote por aquí.

    ResponderEliminar
  9. Lo lei hace muchisimos años y casi no me acuerdo de la novela pero si recuerdo que no me gustó demasiado.

    ResponderEliminar
  10. albanta: Bueno, ya se sabe que estas cosas son cuestión de gustos y en mi caso me pasa lo contrario que a ti, porque lo he leído varias veces ya...

    ResponderEliminar

Este blog se alimenta de tus comentarios. :-)