martes, 9 de octubre de 2012

Es raro ser niña - Mildre Hernández

Edición: 2ª ed.
Publicación: Valencia: Legua, 2011
Descripción física: 93 p.; 22 cm.
CDU: 087.5:82
Signatura: N HER es r
Precio: 12,50 euros en la Casa del Libro






NI FU NI FA...

Llegué a este libro bastante de rebote; en un sorteo que organizó Kayena en su blog me tocó la continuación, Una niña estadísticamente feliz; y como una amiga tenía los dos y Es raro ser niña era el primero, me lo prestó para que pudiera leer los dos en su orden correspondiente, que ya sabe que soy bastante maniática con estas cosas. Al final me llevé tanto este como su continuación a mi viaje veraniego por Galicia, porque como los dos eran cortitos y no tenía previsto que fuera a disponer de demasiado tiempo para leer, me pareció buena idea llevarme a los dos de compañeros de viaje. Aunque luego la cosa no resultó como yo esperaba.


Hasta que leí la primera reseña en la blogosfera, Mildre Hernández era una auténtica desconocida para mí. Investigando un poco, y por supuesto también por lo que aparece en los propios libros, me enteré de que nació en 1972 en Cuba, y también de que todas sus obras están dedicadas a los niños y a los adolescentes. Ha ganado varios premios literarios importantes en su país, y en otras ocasiones ha quedado finalista en algunos otros.


Argumento y personajes

En realidad todo el libro gira en torno a las reflexiones de Cuasi Negrín Blanco, la niña protagonista de la historia. La historia, por lo tanto, no tiene un argumento como tal, sino que en ella se nos cuentan en primera persona y día a día los pensamientos de Cuasi, cómo transcurre su vida y sobre todo cuál es su forma de ver la vida en general. Lo bueno de Cuasi es que a pesar de mantener todavía esa inocencia típica de la niñez, es al mismo tiempo una niña muy despierta y se pregunta cosas que el resto de niños ni siquiera se llegan a plantear, principalmente sobre el sentido de la existencia.

Cuasi vive con su madre, Alma Blanco, y también intenta que ella sea feliz en la vida; su padre, del que sólo llegamos a saber que se apellida Negrín, es un poco irresponsable, y para colmo nunca quiso que Cuasi llegara a nacer, porque según él no estaba en realidad preparado para ser padre. Aunque a mí esto concretamente me hizo plantearme cuánta gente de verdad está preparada para serlo, pero creo que eso daría para hablar largo y tendido y aquí no es plan.

A lo largo del relato, iremos descubriendo con Cuasi el sentido de la vida, el misterio de las relaciones humanas, los problemas que encontramos en las relaciones entre personas, y cómo sobre todo las relaciones entre los progenitores tienen su reflejo en la vida de los hijos y en su comportamiento. Pero lo bueno de esto es que Cuasi tiene una forma muy original e imaginativa de irnos contando las cosas, e incluso con sus amigos del colegio decide organizar una especie de asociación que se dedique a conseguir la paz familiar, para cuando los padres no tienen tiempo de atender debidamente a sus hijos.


Mis impresiones

Aquí es donde llega la parte difícil, y de hecho hace más de un mes que tengo esta reseña a medias y me ha costado un montón terminar de escribirla... Después de haber leído unas cuantas opiniones y reseñas, todas ellas favorables, tenía muchas ganas de leer los dos libros; además habían pasado ya muchísimos años desde la última vez que había leído un libro de un autor cubano (de hecho hace tantos que ni siquiera recuerdo ni el autor ni el título; sólo sé que me lo prestó una compañera de trabajo cubana que tuve). A todo el mundo no sólo le habían gustado los dos, sino que les habían encantado; y me temo que yo misma, por aquello de no echarle la culpa a nadie, me había creado demasiadas expectativas.

El libro es muy corto, siempre es interesante esto de descubrir los misterios de la vida a través de los ojos de un niño, y en este caso además nos encontramos con una niña que es de lo más imaginativa, mordaz y simpática a la hora de darnos su visión de la existencia humana. Vamos, que como veis, en principio estaba del todo claro por qué a todo el mundo le había gustado tanto esta novela. Y sin embargo no sé por qué pero a mí me costó horrores terminarla; bueno, la continuación un poco menos pero también se me resistió un poco. Recuerdo que hubo un día en que fuimos a la playa en La Coruña y me llevé a Cuasi debajo del brazo para leer un rato tumbada en la arena, y me pasé todo el tiempo dando vueltas encima de la toalla porque no me terminaba de centrar en la lectura; y lo mismo me pasó en alguna ocasión que me puse a leer ya de noche, tumbada en la cama del hotel, que no había manera de concentrarse. Y ya es raro que me pase esto, la verdad; quizá es que, como siempre digo, los libros tienen su momento y puede que el mío no fuera este...

Hay que reconocer que la novela está muy bien escrita, y en realidad la lectura se hace amena porque Cuasi con sus ocurrencias nos hará a veces esbozar una sonrisa... Pero no he conseguido que me terminara de enganchar el libro, y la verdad es que me ha dado mucha rabia porque creo que de haberlo leído en un momento más adecuado lo habría disfrutado mucho más. Me pasaba en ocasiones que leía una ocurrencia de Cuasi y a pesar de reconocer que la cosa tenía su gracia, el caso es que yo no terminaba de reírme con ella. Incluso con alguna palabra típicamente cubana, que aparece de vez en cuando y a mí la mayoría me sonaban precisamente por esta compañera de la que hablaba antes; hay expresiones cubanas que a mí siempre me han hecho mucha gracia, y sin embargo en este caso nada de nada... Algo muy raro, la verdad, yo que tengo normalmente la risa tan fácil.


Conclusión

Como decía antes, la novela está bien escrita, la historia está contada desde un punto de vista muy original y además no tendremos ningún problema en el caso de no conocer las expresiones cubanas, ya que todas ellas están perfectamente explicadas a pie de página cuando aparecen en algún sitio. La historia es muy tierna y Cuasi es una niña muy maja... Pero nada, que no ha habido manera de que este libro me llenara tanto como esperaba que fuera a hacerlo...

Se supone que el libro está dirigido a un público adolescente, que imagino que se sentirá más identificado con Cuasi porque ella está en esa edad en la que ya no se es tan niño pero todavía no se es adulto; pero creo que habrá muchas reflexiones filosóficas de Cuasi que no necesariamente están dirigidas a adolescentes sino más bien a los adultos, que al fin y al cabo son los que se complican la vida en sus relaciones y acaban salpicando a los niños que tienen cerca. Y una de las cosas que nos hará ver la protagonista es que somos los adultos los que estamos por lo general llenos de prejuicios, los que andamos siempre pendientes del qué dirán, y los que hemos perdido (por lo general) la espontaneidad que suele caracterizar a los niños. Así que esta novela nos servirá un poco para reflexionar sobre nuestras actitudes en muchos momentos de la vida, aunque todo ello con unas pinceladas de sentido del humor.

Sin embargo, después de todo esto que os he contado, no tengo muy claro si recomendar esta lectura o no; diría que sí porque hasta ahora, después de todas las reseñas que he leído, creo que soy la única persona a la que el libro no le ha terminado de convencer del todo. Pero no tengo demasiado claro que sea culpa del libro sino que me temo que más bien es cosa mía; así que lo dejo en una indecisión para que cada uno haga lo que crea más oportuno.

42 comentarios:

  1. Bueno, Espe, realmente no sé que decirte. Yo también sólo he leído buenas recomendaciones sobre esta novela, pero desconocía que pudiera estar dirigida a un público más joven (o, ahora, sencillamente no lo recuerdo). De todos modos, se agradece la diversidad de opiniones. Esto siempre te ofrece una visión más completa del conjunto. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, eso parece. No a todos nos puede gustar siempre lo mismo...

      Eliminar
  2. Como ya te he dicho, no creo que los lea. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, hay muchos otros libros por el mundo. ;-)

      Eliminar
  3. Al principio cuando he visto el título que le has puesto a la reseña me he quedado alucinada porque efectivamente, todo el mundo lo ha puesto a las mil maravillas. Luego, haciendo memoria he recordado una reseña que tampoco lo ponía precisamente bien. Tengo sentimientos encontrados con este libro. Por un lado me atrae (ahora menos) lo que dices de ver la vida a través de los ojos de una niña, pero por otro, que no tenga una trama digamos cerrada me echa un poco para atrás, y que a ti no he haya transmitido mucho..., pues más todavía. Seguro que te has quitado un peso de encima rematando ya la reseña, que cuando se atragantan... Besicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no sabría qué decirte, aunque si a la mayoría le ha gustado quizá estaría bien darle una oportunidad. Ya me contarás si al final te animas con él...

      Eliminar
  4. Así estoy yo con este título, sin tener muy claro si lanzarme con él o no... supongoq ue a no ser que me venga muy de frente, lo dejaré pasar
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues nada, si por un casual te cruzaras con él no vas a tardar mucho en leerlo porque ya ves que es muy cortito. Algo es algo...

      Eliminar
  5. Es raro ser niña sí lo he leído y a mí sí que me gustó. Me pareció una historia bonita, llena de reflexiones, con un personaje al que le cogí un cariño inmenso. Y me gustó mucho la forma en que está escrita, muy poética a veces... Pero claro, no a todos nos puede gustar lo mismo. Espero que tengas mejor suerte con las próximas lecturas!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, si eso es lo malo, que la historia es bonita, el personaje entrañable, y las reflexiones son muy buenas. Pero aun así no, no me terminó de convencer...

      Eliminar
  6. Hola Espe,
    No sé. El tema es muy interesante pero parece que no soy yo el público al que va destinado aunque nunca se sabe, que a veces te sorprende más de un libro de estos. De todas formas es un placer siempre conocer a autores nuevos. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, lo del público ya sabes que es muy relativo. Lo mismo luego te gusta, quién sabe...

      Eliminar
  7. Leí el segundo, me gustó mucho, pero pensé que la editorial se había pasado un poco al hacer dos libros, que podrían haberse publicado en un único volumen y habría tenido más contundencia. Me gustó, pero, visto con tiempo, me faltaron algunas cosas.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la verdad es que podrían haber hecho los dos en un solo tomo, pero en fin...

      Eliminar
  8. Pues vaya Espe! Yo éste no lo he leído pero sí "Una niña estadísticamente feliz", que me gustó mucho. Me pareció una historia muy dulce, sencilla, encantadora y Cuasi una niña para achuchar. Y espero algún día poder leer también éste.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo, me dio mucha penita que no me gustara tanto como esperaba. Se me queda siempre una sensación muy rara cuando me pasa; menos mal que no es muy a menudo...

      Eliminar
  9. Bueno, es verdad que los libros que no se limitan a ficcionar la realidad tienen su momento. No siempre estamos receptivos y, por otro lado, lo que a uno le impresiona, a otro puede dejarle indiferente.

    Pero ciñéndome a mis impresiones, tengo que admitir que a mi me encantó Cuasi. Empecé a leer el libro intentando ver de qué iba y ya no pude dejar de leer. La niña me ganó y tuve que terminar el libro porque no podía dejarlo.

    Quizás (aventuro, la verdad), el llevártelo de viaje, en leerlo a ratos, o vete tú a saber, es el fallo. Pero bueno, de cualquier modo, tampoco pasa nada y siempre es bueno que haya diversidad de opiniones.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya recuerdo que a ti te encantó. Pero sigo diciendo que quizá no lo leí en un buen momento, porque la historia tiene todos los ingredientes para que me hubiera gustado...

      Eliminar
  10. Si está bien escrito, es original y ágil, como dices, debe ser que no era el momento, que tu estado de ánimo no era el más adecuado para esta lectura... Yo le tengo ganas.
    Besines,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, el primero ya no lo tengo pero como el segundo sí, quizá le dé otra oportunidad en algún momento...

      Eliminar
  11. Pues si encima que no me suena va y me dices que no te convence del todo...Taberneeeeeeeeeraaaaaaa, si me vendes así un Whisky es para pensarlo ehhhhh????

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ve usted, es que los buenos taberneros también de vez en cuando tendremos que dejarles claro a los clientes cuándo algo no nos gusta, jajajaja.

      Eliminar
  12. Yo lo tengo anotado en mi lista desde que leí la reseña de Rosalía, y es cierto que casi todo lo que he leído de este libro es bueno. Siento que no hayas podido disfrutarlo, pero me alegra leer alguna opinión mala, así hay mayor diversidad.

    Espero que disfrutes más de tu próxima lectura.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que le daré otra oportunidad algún día, que quizá me pille con mejor humor.

      Eliminar
  13. Creo que seguiré mis instintos y lo dejare pasar porque a mi me atrae y me echa para atrás al mismo tiempo y no se explicarlo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, si tienes esos sentimientos encontrados quizá efectivamente sea mejor que lo dejes pasar...

      Eliminar
  14. Qué ganas tengo de leer este!! Desde hace un montón =)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues espero que tu experiencia sea mejor que la mía...

      Eliminar
  15. A veces el tener tantas expectativas sobre un libro no son buenas. Yo tengo muchas ganas de leer los dos, ya veremos...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, me temo que fue culpa de las expectativas...

      Eliminar
  16. Es agradable leer opiniones diferentes a la mayoría, me abren una perspectiva más amplia de lo que puedo encontrarme al leer un libro.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí está bien que haya opiniones diferentes; lo malo es que yo no me esperaba que me fuera a gustar tan poco... :-(

      Eliminar
  17. Ya sabes que a mí no me dio ni fu ni fa este libro, ni el otro...

    ResponderEliminar
  18. Te lo he dicho por otra vía pero ... ¡No puede ser, no puede ser, no puede ser que no te haya gustado -encantado- Cuasi!, jajaja. Ya sabes que a mí me enamoró esa niña y su visión de todo. Decididamente tienes que volver a leerlo en otra ocasión.

    bsos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Shiquilla, pos ya me gustaría a mí que me hubiera caído mehó la Cuasi, pero nada, que no...

      Eliminar
  19. Es la primera reseña en la que leo que está dirigida a un público mas joven. De todas formas no creo que vaya a leerla a pesar de todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es que se supone que la autora escribe para gente más joven aunque en realidad la historia la puede leer cualquiera.

      Eliminar
  20. A veces las expectativas nos chafan lo que sin ellas podría ser una buena lectura... yo de todos modos sigo con las ganas de leer esta historia, a ver cómo me quedo después! Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues nada, si te lo lees ya nos contarás qué te parece a ti.

      Eliminar

Este blog se alimenta de tus comentarios. :-)