jueves, 22 de marzo de 2018

Las vidas de Báthory - Sirkka Ports

Valeria, aspirante a escritora, siente desde pequeña fascinación por la Condesa Báthory, y convence a su amiga Danica para viajar juntas a Čachtice y visitar el castillo. Cuando llegan a su destino nada resulta ser como ellas esperaban: rodeadas de extraños y en un hotel poco acogedor, todo se complica cuando Danica desaparece.

Se abre una investigación en la que Valeria, sola y asustada, contará con su intuición y las pistas que le ofrece un oscuro diario, supuestamente escrito por la condesa, que narra un final de su historia muy diferente al que todos conocemos.


Edición: 1ª ed.
Publicación: autopublicado, 2015
Descripción física: 315 p.
ASIN: B01787JXRS
CDU: 821.134.2-31"20"
Signatura: N POR vid
Precio: 0,99 euros en Amazon.




MÁS SOBRE LA CONDESA SANGRIENTA

Hasta hace no mucho, era bastante poco o casi nada lo que conocía sobre Erzsébet Báthory, pero con el juego que dan las redes sociales a la hora de relacionarse con autores, conocí por casualidad a Myriam Millán y su Décima docta, a la que siguió la lectura de La hija del dragón, que precisamente narra la vida de este sangriento personaje. Sirkka Ports no me sonaba de nada (de hecho pensé que sería extranjera y resulta que no, que es valenciana) pero este libro llegó a mis manos por casualidad así que decidí animarme con él.

La historia comienza con un fragmento del diario de la condesa, concretamente un día de enero de 1611 en el que es condenada por sus crímenes a un castigo ejemplar: será emparedada en su habitación del castillo de Čachtice hasta que muera. Durante ese tiempo, Erzsébet podrá hacer recuento de las atrocidades que ha cometido en su vida; y serán esos pasajes, de cosas que ella recuerda, los que se irán intercalando en la novela en el momento presente, unos cuantos siglos más tarde. Aquí las protagonistas serán dos estudiantes de filología eslava, Danica y Valeria, que deciden viajar a Čachtice, una porque es de origen húngaro y quiere reencontrarse con sus abuelos, y la otra porque desde siempre ha tenido curiosidad por el personaje de la condesa y está pensando escribir una novela sobre ella.

Una vez en Eslovaquia, empiezan a suceder cosas muy extrañas. La anciana que regenta el hotel en el que las chicas van a alojarse inspira de todo menos confianza; Zoltan, el guía que realiza las visitas al castillo de la condesa, tiene algo oscuro que no se sabe muy bien qué es; durante la visita al castillo Valeria sufre una pérdida de consciencia mientras registra con su móvil una psicofonía; la empresaria Nedialkova, con la que las protagonistas cenan una noche porque tiene en su mansión objetos relacionados con la condesa que pueden interesarles, tampoco parece trigo limpio y de hecho acaba agrediendo a una de ellas... Por si esto fuera poco, en una incursión al baño mientras están en casa de la empresaria, Valeria se cuela en una habitación y descubre el supuesto diario de la condesa; y cuando después de leerlo se propone tener una conversación con su amiga, ésta desaparece sin dejar rastro, cuando supuestamente iba de camino a la habitación que ambas comparten en el hotel.

Al día siguiente, Valeria se encuentra sola y desesperada por localizar el paradero de Danica; parece, o eso dicen todos, que nadie la ha visto y nadie sabe nada, por más que ella intenta hablar con todo el mundo. ¿Ocultarán algo la dueña de la pensión y el guía del castillo? Valeria decide llegar hasta el pueblo de al lado para denunciar la desaparición de su amiga en la oficina de la policía; allí conocerá al inspector Poniek y a su ayudante, Erika, que pondrán en marcha el dispositivo de búsqueda. Al mismo tiempo y para no darle demasiadas vueltas a la cabeza, además de para dejar a la policía hacer su trabajo, Valeria seguirá leyendo el diario de la condesa; así, iremos descubriendo entre otras cosas más detalles sobre la forma en la que Báthory torturaba y acababa matando a sus víctimas, todas ellas muchachas, en cuya sangre se bañaba para conseguir ser eternamente joven. Y hay que decir que está todo descrito con tal nivel de detalle que da hasta un poco de repelús; entre las psicofonías y las pobres chicas torturadas hasta la muerte, la autora consigue crear un ambiente de lo más siniestro. A mí porque me da un poco igual, pero si sois mínimamente impresionables, no tengo claro si lo pasaríais incluso mal leyendo algún pasaje...

Quizá lo que me ha gustado menos han sido algunos detalles con respecto a la forma de escribir de la autora. El uso de los signos de puntuación, básicamente las comas, no está muy allá y de hecho me he encontrado párrafos en los que no habría estado mal tener un poco más de cuidado, porque en ocasiones me ha dado la impresión de que ha lanzado las comas al aire y las ha colocado donde han caído, sin más. También me he encontrado otras cosillas como el uso del infinitivo como imperativo (venir aquí, marcharos, en lugar de venid aquí o marchaos), que es algo que personalmente no soporto; alguna palabra mal utilizada o mal puntuada; aclaraciones que en el propio texto no venían mucho a cuento, cuando se tiene la opción de usar las notas a pie de página, que si no se abusa demasiado de él es un recurso muy útil... Son detalles en realidad no demasiado escandalosos, pero la verdad es que en algunos momentos me han hecho incluso perder el hilo. Y es una pena, porque la historia es muy interesante, sobre todo la parte en la que conocemos más sobre la condesa sangrienta; la del momento actual, con las dos amigas como protagonistas, no es que no me haya gustado pero desde luego no tanto como la otra. Y es que en más de un momento me han entrado ganas de liarme a bofetadas con las dos, porque me parecía mentira que dos chicas más o menos adultas hagan y digan las cosas que ellas hacen y dicen... Aunque claro, quizá era precisamente esa la intención de la autora.

En definitiva, quitando esos pequeños detalles, creo que la novela merece la pena; y si os interesa la vida de Erzsébet Báthory, estoy casi segura de que disfrutaréis con este libro.

4 comentarios:

  1. Reconozco que, como a la protagonista, también a mi me atrae mucho la vida de la Condesa. No conocía la novela pero me llama la atención, así que la apunto.

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que es una vida de lo más interesante, a la vez que inquietante. Gracias por la visita.

      Eliminar
  2. Pues estaría bien una buena revisión del libro para corregir esos fallitos, porque pinta bastante bien.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, no habría estado nada mal... :-(

      Eliminar

Este blog se alimenta de tus comentarios. :-)