domingo, 1 de abril de 2012

El bolígrafo de gel verde - Eloy Moreno

Publicación: Madrid: Espasa, 2011
Edición: 10ª ed.
Descripción física: 317 p.; 23 cm.
ISBN: 978-84-670-3591-9
CDU: 821.134.2-31"20"
Signatura: N MOR bol
Precio: 16,90 euros en la Casa del Libro





QUERER ES PODER

Desde que empecé a leer reseñas sobre este libro, tenía muchas ganas de leerlo; pensé buscarlo en mi biblioteca de siempre, pero como al mismo tiempo coincidió que me apunté a un par de sorteos de tantos que pululan por la blogosfera, decidí esperar un poco. Al principio parecía que el libro se me resistía porque no tuve suerte; pero pasado un tiempo, en el que por cierto ni me acordé de pasar por la biblioteca para ver si lo tenían, apareció de nuevo un sorteo, esta vez en el blog Lo que leo, y me volvió a dar por apuntarme; esa vez sí hubo suerte y por fin a la tercera me enteré, con gran alegría, de que el ejemplar que se sorteaba iba a ir a parar a mis brazos (con una dedicatoria del autor preciosa, por cierto, y escrita en color verde).

Hasta el momento en el que leí la primera reseña sobre este libro, el autor era completamente desconocido para mí. Eloy Moreno vive en Castellón y es informático en el ayuntamiento de esa ciudad. La historia de cómo llegó a publicarse este libro es todo un ejemplo de perseverancia, ya que cuando Eloy tuvo su novela terminada y quiso publicarla, se encontró con un montón de trabas al ser un autor desconocido; es lo que comentamos a veces, que es más fácil que un autor ya consagrado publique un truño que uno recién llegado pueda publicar una novela, aunque sea mil veces mejor.

Pero Eloy no se echó atrás sino todo lo contrario: como no encontraba ninguna editorial que quisiera publicar su libro, decidió autopublicarlo y siempre iba a todas partes con varios ejemplares bajo el brazo, para dejarlos en las librerías de Castellón. Aunque, como pasa de un tiempo a esta parte, el mayor aliado de Eloy para dar a conocer su libro fue, cómo no, internet; poco a poco la novela empezó a ser conocida, y como en estos casos el boca a boca es lo que mejor funciona, al final Eloy consiguió su objetivo: que se hablara de su novela, y además positivamente, al menos en todos los casos que yo conozco hasta ahora de gente que la ha leído. Finalmente fue Espasa la editorial que se animó a publicarla.


Argumento y personajes

Para hacernos una idea de lo que trata esta novela, nada mejor que reflejar lo que aparece en la contraportada del libro, tras la relación de las "superficies de vida" en las que se mueve nuestro protagonista:
¿Puede alguien vivir en 445 m2 durante el resto de su vida? Seguramente sí, seguramente usted conoce a mucha gente así. Personas que se desplazan por una celda sin estar presas; que se levantan cada día sabiendo que todo va a ser igual que ayer, igual que mañana; personas que a pesar de estar vivas, se sienten muertas.
Ésta es la historia de un hombre que fue capaz de hacer realidad lo que cada noche imaginaba bajo las sábanas: empezarlo todo de nuevo. Lo hizo, pero pagó un precio demasiado alto. Pero si de verdad quiere saber cuál es el argumento de la novela, mire su muñeca izquierda: ahí está todo.
Es curioso, porque al leer la novela sabremos que el protagonista es un hombre que está un poco harto de la vida; a pesar de que se casó enamoradísimo de Rebe, y tiene un hijo, Carlitos, al que adora, su matrimonio está pasando por un mal momento y tiene un trabajo que no le llena y que además le absorbe más tiempo al día del que quisiera. Conoceremos todos estos detalles de su vida y muchos otros más, incluida su infancia, y sin embargo nunca sabremos cuál es su verdadero nombre. Tampoco lo necesitaremos, porque la novela está escrita en primera persona y será él mismo quien nos vaya contando su historia; pero me resultó curioso no saber exactamente cómo se llamaba esta persona a la que se llega a conocer tan profundamente.

Nuestro protagonista sueña con huir y comenzar una nueva vida que le haga feliz, y ese es su pensamiento en casi todos los momentos del día; pero nunca termina de decidirse a hacerlo. Uno de los primeros detalles que conoceremos de nuestro protagonista es que, en el trabajo, los bolígrafos no le suelen durar mucho tiempo: o bien los pierde, o alguien se los quita, o desaparecen misteriosamente. Un día, harto de perder todos los bolígrafos, decide bajar a una librería para comprarse uno nuevo; y para localizarlo más fácilmente si a alguien se le ocurre quitárselo, elige uno de gel verde. Al ser tan diferente a los demás, le da por pensar que si alguien lo coge lo podrá localizar más fácilmente.

Lo malo es que este nuevo bolígrafo, igual que los demás anteriores, también desaparece. Y nuestro protagonista, decidido a encontrarlo sea como sea, se dedicará a ir buscándolo por toda la oficina; y llegará a obsesionarse tanto que incluso empezará a quedarse en el trabajo más tiempo del que debería, para aprovechar cuando todos se han ido y poder rebuscar en los cajones de sus compañeros, en las papeleras, en los despachos... Hasta se hará amigo de las señora de la limpieza para así tenerlo más fácil a la hora de colarse en los dominios del resto de compañeros. Y claro, con tantas indagaciones acabará descubriendo cosas que se supone que no debería haber descubierto...


Mis impresiones

Como os decía al principio, aunque no lleguemos a conocer nunca el nombre del protagonista, sí iremos poco a poco sabiendo detalles de su vida, comenzando por su infancia, su juventud y por fin su edad adulta, durante la cual ocurre la historia que se nos cuenta; la novela empieza con algunos momentos de su infancia, que además están tan bien contados que imagino que muchos de nosotros (sobre todo los que andamos entre los 30 y los 40 años) nos sentiremos muy identificados con algunas de las anécdotas que se cuentan. Luego conoceremos detalles sobre su vida adulta, y veremos que en realidad el protagonista podría ser cualquiera de nosotros también; supongo, y esto es cosa mía, que el autor quizá por eso ha querido dejar a nuestro protagonista sin nombre, precisamente para hacer más patente que podría ser cualquiera.

Esto también nos pasará con casi todos los demás personajes, que nos resultarán familiares no sólo porque están bien descritos, sino porque todos conocemos a cualquiera de ellos: la señora de la limpieza, el jefe que ha llegado a ocupar su puesto no precisamente por ser bueno en su trabajo, el compañero que siempre llega tarde, el que gana una pasta y nadie se explica porqué, si nunca está en su puesto de trabajo, el que siempre está de baja... Como veremos son ejemplos de personas completamente reales. En mi caso además me resultó también de lo más familiar el departamento en el que trabaja nuestro protagonista, que es precisamente el de informática; y la forma de trabajar que tienen, las exigencias de los clientes para que un programa funcione a la perfección sin importar las horas que el informático de turno tenga que echar... Como la vida misma, desde luego.

Me imagino que también los que vivimos en ciudades grandes nos sentiremos más identificados con la vida que lleva el protagonista, y por lo menos en mi caso ha habido algún rato en el que he sentido los agobios de vivir con él los madrugones diarios, los atascos, las excursiones hasta llegar al trabajo, las horas en la oficina que algunos días se hacen interminables, la vuelta a casa de nuevo con atasco, el darse cuenta de que con las horas a las que has llegado no vas a tener prácticamente tiempo de hacer mucho más antes de irte a dormir... Y así todos los días. Supongo que en algún momento todos nos hemos sentido tentados, como nuestro protagonista, de cambiar nuestra vida por otra que nos haga más felices, o en la que podamos tener más tiempo para dedicarlo a nosotros; pero la vorágine del día a día nos acaba comiendo, por decirlo de alguna manera, y al final la rutina es lo que puede con nosotros.

Sin embargo, me imagino que esto irá en el carácter de cada uno y habrá quien lo lleve mejor y quien, por el contrario, lo lleve peor. En este caso, yo por ejemplo no me he sentido del todo identificada con el protagonista, a pesar de llevar una vida casi tan estresante como la suya. No sé si sería capaz de explicarlo, pero me da un poco de rabia ver que tiene claro qué es lo que falla en su vida, qué es lo que quiere hacer para cambiarla, pero siempre se eche atrás y no sea capaz de poner en marcha su plan, de hablar las cosas con su mujer para intentar arreglarlas, de dar el primer paso para conseguir darle a su vida el giro que está deseando... Me parece que en el fondo es un poco parado y le hace falta un empujón... Supongo que será porque yo soy un poco más echada p'alante, como se suele decir. Pero en fin, que más de una vez me daban ganas de zarandearle a ver si así se espabilaba un poco.

En cualquier caso, lo que más me ha gustado de la novela es que, por lo menos en mi opinión, no es de las típicas que las terminas de leer y te olvidas de ellas. Todo lo contrario; ya hace algunas semanas que terminé de leerla y sin embargo he estado varios días acordándome de algunas frases, algunos pasajes o algunas situaciones de las que se nos cuentan en la historia. La mayoría de las situaciones a las que se enfrenta nuestro protagonista nos resultarán de lo más familiares, y seguro que habremos pasado alguna vez por la mayoría de ellas; y mientras lo leía y también después, ha habido ratos en los que me he preguntado qué habría hecho yo en una situación como esa, o qué hice cuando me vi en una situación como esa. Aprenderemos, o más bien viviremos, cosas que nos harán plantearnos muchos aspectos sobre los sentimientos en general; la novela nos hará reflexionar, no sólo por las situaciones con las que nos podamos sentir identificados, sino también porque posiblemente nos dé por pensar qué haríamos ante una situación similar, en el caso de que se trate de algo que no hayamos tenido ocasión de vivir.

El caso es que, sea como sea, creo que esta novela es más que probable que no deje indiferente a nadie que la lea.


Conclusión

Lo que quizá destacaría de esta novela es lo que ya he comentado varias veces a lo largo de la opinión: es una historia muy real, con personajes muy reales, y situaciones que en su mayoría todos habremos vivido en primera persona, o nos resultarán familiares. Y, como digo, es bastante probable que no nos deje para nada indiferentes. Después de haber leído tan buenas críticas sobre ella, me daba un poco de miedo, como siempre, que mis expectativas fueran demasiadas y luego la novela me decepcionara; pero no ha sido el caso, porque la verdad es que me ha gustado muchísimo y además está muy bien escrita, que siempre es de agradecer.

La novela es bastante entretenida y fácil de leer, aunque algunos pasajes a mí me parecieron un poco agobiantes. Pero la leí bastante rápido y no me aburrí con ella en ningún momento. Recuerdo haber leído en alguna otra reseña que la novela quizá tenía algún pequeño poso de autoayuda, aunque en realidad creo que no llega a tanto, o al menos a mí me parece que no. De todas formas, sí la he visto como una historia de superación, a la que le va que ni pintado el famoso dicho "querer es poder"; y no sólo por su protagonista, sino también en este caso por la historia de perseverancia del propio autor hasta conseguir que esta novela haya sido publicada...

20 comentarios:

  1. Pues aunque no conocia al autor me parece interesante! besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es que todavía es poco conocido aunque esta novela ha sido todo un fenómeno literario. Si te la lees espero que te guste.

      Eliminar
  2. Me ha gustado tanto como te explicas que he decidido que va a ser mi siguiente lectura cuando termine los dos que tengo por aqui!

    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oye, pues me das una alegría al decirme eso, que me encanta que alguien se anime a leer un libro después de una reseña publicada por estos lares. :-)

      Eliminar
  3. Tengo muchas ganas de leerlo =)
    Lo tengo en casa desde hace un montón y todavía no me animo.

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues venga, mujer, anímate que te va a gustar.

      Eliminar
  4. Lo leí hace muy poquito, que aún tengo pendiente la reseña. En líneas generales me ha gustado mucho, pero coincido contigo en que tiene algunos pasajes un poquito agobiante. Pero merece mucho la pena su lectura. Es verdad que luego tiene pasajes y fragmentos que los tiene muy presentes. Muy buena reseña.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, hay algún que otro pasaje que me puso algo nerviosa pero bueno, creo que es real como la vida misma. Me alegro de que te haya gustado la reseña; a ver cuándo te animas con la tuya.

      Eliminar
  5. Hola, Espe, tienes un regalillo en mi blog, y las normas me exijen que te lo comunique de esta manera :)
    Me ha gustado tu reseña. Yo he leído muchas buenas opiniones de este libro, sin embargo, tengo otras críticas cercanas que me dicen que no les ha gustado en exceso, o es que tenían demasiadas expectativas puestas en él. Sigo preguntándome si me gustaría o no.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Ay, qué emoción!! Ahora mismo voy "pallá". Si al final te animas a leer esta novela, espero que te guste.

      Eliminar
  6. Coincidimos en lo de que yo tampoco acabé de empatizar del todo con el protagonista y también me dieron ganas de decirle "espabila". Pero, por lo demás, es una muy buena lectura.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A lo mejor el autor dibujó así al protagonista precisamente buscando ese efecto. Habrá que preguntarle a él.

      Eliminar
  7. A mí me gustó mucho y es de las novelas que se recuerdan, deja poso y creo que su éxito radica en que llega a todo el mundo. Estupenda reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, yo creo que precisamente el éxito está en que nos llega a todos. Me alegro de que te haya gustado la reseña.

      Eliminar
  8. Me gustó muchísimo este libro, por su historia que resulta bastante cercana y sobre todo porque como dices, se queda en la mente una vez que lo terminas, a mí me hizo pararme a reflexionar sobre bastantes cosas
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, precisamente lo que me gustó fue que después de haberlo leído seguí dándole vueltas a muchas cosas de las que plantea.

      Eliminar
  9. En efecto, su protagonista puede ser cualquiera, y en algunas de las situaciones podemos vernos identificados a nosotros mismos o a personas de nuestro alrededor. Todo contribuye a que esta novela nos resulte cercana. Dejándonos reflexionando sobre nuestra propia vida.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, no son situaciones nada rocambolescas ni que nos puedan parecer increíbles sino todo lo contrario.

      Eliminar
  10. El protagonista es bastante detestable. Como en los trabajos el personal fuera como él, tendríamos una crisis 10 veces mayor. Odiaría trabajr con alguien así. No se hace querer. Es un lloronazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que sí, un poco agobiado sí que es, pero en fin...

      Eliminar

Este blog se alimenta de tus comentarios. :-)