sábado, 7 de julio de 2012

El mensaje que llegó en una botella - Jussi Adler-Olsen

Título original: Flaskepost Fra P; traducción del danés por Juan Mari Mendizábal
Publicación: Madrid: Maeva, 2012
Edición: 1ª ed.
Descripción física: 527 p.; 23 cm.
ISBN: 978-84-15120-83-4
CDU: 821.113.4-31"19"
Signatura: N ADL men
Precio: 18,90 euros en la Casa del Libro



TREPIDANTE

Esta novela la gané en un sorteo que organizó hace algunos meses LAKY en su blog, aunque hasta hace poco no había podido ponerme con ella; como soy un poco cuadriculada con estas cosas, por lo general me voy leyendo los libros en el mismo orden en el que me van llegando, y pocas veces me salto este orden a no ser que me toque publicar una reseña para una lectura conjunta, o sea un libro que me han prestado y quiera devolver pronto, o cosas así. Aprovecho para darle las gracias a LAKY, que además del libro me envió una nota de prensa sobre la presentación oficial de la novela y un marcapáginas, y lo acompañó de una nota escrita por ella que me gustó tanto que todavía la tengo guardada.

Jussi Adler-Olsen me sonaba únicamente de oídas, pero nunca había leído nada de este autor hasta ahora; de nuevo estamos ante otro escritor de novela negra nórdica, aunque hay algunas teorías que diferencian entre la novela negra y la policiaca. Yo la verdad es que ratos no tengo muy clara la diferencia, pero en fin...

El autor nació en Copenhague en 1950, estudió medicina, sociología, historia política y comunicación audiovisual, y antes de dedicarse a la literatura más en serio estuvo trabajando como editor de cómics y redactor de revistas; no fue hasta 1995 cuando decidió empezar a escribir, y de momento parece que no le ha ido nada mal porque ha publicado cuatro libros de la serie correspondiente al Departamento Q (el departamento de policía de Copenhague encargado de resolver casos que todavía están abiertos por alguna razón) y ha recibido algunos premios.


Argumento y personajes

La historia comienza cuando el mayor de dos hermanos, al parecer secuestrados en lo que aparentemente es una caseta para botes, decide lanzar un mensaje de socorro utilizandolos únicos medios que tiene a su alcance: una botella de cristal, unas astillas de madera y su propia sangre, con la que escribe el mensaje. La botella es recuperada tiempo después por la policía escocesa, ya que aparece en esas costas; aquí sospechan que el mensaje está escrito en danés y posiblemente con sangre humana, y se lo hacen llegar a la policía de ese país. Así será como este caso llegará al famoso Departamento Q, para que sean ellos quienes prosigan con la investigación.

Al frente de este departamento se encuentra el comisario Carl Mørk, que deberá poner todo su empeño en averiguar quién escribió este mensaje y sobre todo por qué. Para ayudarle a resolver este caso estarán a su lado sus ayudantes, Asad, un chico de nacionalidad siria, y Rose; a veces también contarán con la ayuda de Yrsa, la hermana de esta última. Juntos se dedicarán a intentar descifrar el mensaje, además de poner un poco de orden en su desastroso departamento, ya que por si fuera poco todo el trabajo que tienen, una inspección amenaza con clausurar su zona de trabajo por temas de riesgos laborales. Según se vayan adentrando en el caso, los policías del Departamento Q se encontrarán no sólo con que a los dos chicos desaparecidos nadie los ha reclamado nunca, sino que además es muy posible que en este asunto estén mezcladas de uno u otro modo algunas sectas religiosas... Y por supuesto, no pueden saber si hay un asesino que sigue suelto y está volviendo a hacer de las suyas, aunque pronto empezarán a sospechar que es así.


Mis impresiones

Ya adelanto que esta novela me ha gustado, y además muchísimo; hasta que termine el año no lo podré saber con seguridad, pero de momento tiene bastantes papeletas para estar entre las mejores de 2012, así que con eso creo que ya digo mucho. No lo puedo comparar con los dos anteriores porque aún no los he leído (aunque creo que le voy a poner remedio a eso en cuanto pueda), pero ya me dijo LAKY que le habían contado que esta tercera novela dedicada a los casos del Departamento Q es mucho mejor que las otras dos. Y desde luego esta última está muy bien escrita, así que supongo que quienes lo dicen tendrán razón.

La historia tiene un poco de todo, ya que no sólo se centrará en la resolución del caso sino también en la vida de los diferentes protagonistas. Y además el autor hace también una crítica a la sociedad de su país; como ya me pasó cuando empecé a leer las novelas de Mankell, se me cayó un mito porque tenía idealizados a los nórdicos y por lo que se cuenta en las novelas, en todas partes cuecen habas. En este caso la historia no ocurre en Suecia sino en Dinamarca, pero a través del libro sabremos que allí también tienen problemas con las bandas callejeras, con los recursos de la policía que son insuficientes, con el maltrato, con el alcohol y las drogas... Y además también con algunas personas pertenecientes a sectas religiosas con ideas de lo más extremistas, y por supuesto todas ellas convencidas de que su religión es la única que está en posesión de la verdad.

Quizá lo que más destacaría de la novela es que tiene un ritmo que prácticamente no decae en ningún momento, y de hecho me sorprendió la velocidad con la que me di cuenta que iba avanzando el número de páginas que llevaba leídas; y es que había ratos en los que no podía parar y hasta iba leyendo mientras andaba por los pasillos del metro, que es algo que hace mucho que dejé de hacer para prevenir accidentes... Durante la lectura iremos siguiendo varios hilos argumentales:
  • Por un lado, veremos la evolución policial en la investigación del caso; todo girará en torno al mensaje encontrado en la botella y a los esfuerzos del Departamento Q por conseguir descifrarlo cuanto antes, ya que no saben si el tiempo juega en su contra. Y por supuesto deberán también estar pendientes del resto de casos y de la posible clausura de su "chiringuito" por problemas de seguridad.
  • Por otra parte, también conoceremos al asesino, su pasado y las motivaciones que lo mueven a hacer lo que hace; iremos conociendo detalles sobre su vida, tanto presente como pasada, y cómo todos esos detalles han ido forjando su personalidad y el tipo de individuo que ha llegado a ser.
  • Y por último iremos sabiendo detalles sobre el resto de personajes que nos harán entender mejor el por qué de sus acciones. Supongo que en las novelas anteriores ya se habrá hecho un esbozo de ellos, pero para mí eran todos nuevos. Veremos que Carl Mørk tiene un carácter a veces un poco difícil, y que tiene en ocasiones poca paciencia, sobre todo con Assad. Este personaje a mí me cayó muy bien (no es que Carl no me cayera bien, que conste), porque el pobre a veces se equivoca y no utiliza las palabras correctas, o se pasa la vida metiendo un "o sea" o un "entonces" en cada frase; y Carl aprovecha para corregirle y de paso meterse con él un poco. Pero Assad es el personaje que le da el toque de humor a la historia, a pesar de que trata un tema que no es para tomárselo a risa.
A lo largo de la historia iremos conociendo los diferentes detalles desde diversos puntos de vista; unas veces se centrará en el departamento de policía, otras en el asesino, otras en los componentes de las sectas religiosas, otras en las víctimas... Y la verdad es que es un recurso que me parece que el autor ha utilizado francamente bien, porque en algunos momentos conoceremos detalles por haber leído algo desde el punto de vista del asesino, y tendremos la ocasión de ir un paso por delante de la policía. A ratos esto me daba un poco de estrés, porque de repente le decía para mis adentros a la policía: "Pero... ¡que te acabas de cruzar con el asesino y no te has dado ni cuenta!"; y claro, la policía no me hacía caso. Creo que en parte el ritmo de la narración no llega a decaer precisamente por cosas como esta; el autor no te da casi ni un respiro... Además no pasa como en algunas novelas, que de repente se resuelve el misterio y está todo tan traído por los pelos que no te enteras de nada y te quedas con cara de idiota; en este caso iremos viendo cómo se resuelven las cosas poco a poco, y cómo todo queda perfectamente explicado, sin que queden cabos sueltos.


Conclusión

Como decía al principio, esta ha sido mi primera novela de Adler-Olsen, pero desde luego tengo claro que volveré a leer algo suyo sí o sí. De todos los autores nórdicos a los que había leído hasta ahora, tenía bastante claro que mi favorito era Mankell y su serie del comisario Wallander; pero la verdad es que este danés ha puesto el listón muy alto y ya no tengo tan claro que no sea mejor que Mankell. Ahí queda eso...

Aunque se trata de una historia de crímenes detrás de la que hay detalles de lo más sórdido, tengo que decir que he disfrutado leyendo esta novela; y no precisamente porque me gusten las cosas relacionadas con malos tratos, drogas, etc., pero he pasado ratos muy agradables leyéndola. Además hay un poco de todo, desde por supuesto estrés por no poder ayudar a los policías cuando ves que sabes algo que ellos aún no han descubierto, hasta impotencia por no poder ayudar a las víctimas, o incomprensión viendo lo ciegas que son algunas personas cuando están presentes sus creencias religiosas. Creo que, tanto si te gusta este género como si no, esta novela tiene bastantes papeletas para que te resulte entretenida.

34 comentarios:

  1. No he leído nada de Adler Olsen, pero por lo que cuentas, habría que ponerle remedio ¿no? me lo apunto, porque a mí sí me gusta el género. Una gran reseña!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, yo le voy a poner remedio pero ya mismo. Si te animas con él espero que te guste.

      Eliminar
  2. Pues con gusto te aclaro esa duda: las novelas policíacas son todas aquellas donde hay delitos, policías, detectives, investigaciones, robos, etc; y es negra cuando hay asesinatos, si no los hay sólo es policíaca.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, pues muchas gracias porque no tenía muy clara cuál era la diferencia. Ahora ya sí. :-)

      Eliminar
  3. Este es uno de los que tengo en espera así que lo leeré en breve. Tampoco conozco las demás novelas del Departamento Q así que empezaré por esta que es la que más me llama la atención.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo voy a ver si me animo con las otras, que aunque ya sé por lo que me han dicho que ésta es mejor, creo que también me gustarán.

      Eliminar
  4. Ya tenía este libro en mi lista, así que le das un empujoncito con tu reseña, aunque con todo lo que tengo por leer en la estantería, por mucho empujón que le des, esperará un poquito, pero terminará cayendo.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me imagino, porque a mí me pasa lo mismo. Tengo las estanterías que cualquier día empezarán a protestar y todo, jaja.

      Eliminar
  5. Espe, cuánto me animas a cogerla ahora mismo de la estantería (aunque acabo de seleccionar otra obra para el fin de semana). Me encanta la novela negra, pero, cuando la gané en el sorteo de Deigar, estaba en una maratón de lecturas de nuevas de carácter realista, y la dejé ahí. Seguro que en estos meses de verano caerá. Muchas gracias. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, pues no sabes cuánto me alegro de haber conseguido animarte. Supongo que cuando la leas escribirás una reseña, así que estaré esperando con interés tus impresiones sobre la novela. :-)

      Eliminar
  6. La pones tan bien que quizá me anime a leerla

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya me contarás si te gusta o qué. :-)

      Eliminar
  7. ¡Hola!
    Una recomendación para todos los que no habéis leído ninguna de las tres novelas de esta serie. ¡Leedlas en orden, por favor! Los casos son independientes entre sí, evidentemente, pero la evolución de los personajes (protagonistas y secundarios) no lo es y si no las leéis seguidas os estaréis perdiendo muchas cosas interesantes.

    En mi opinión, la primera novela de esta serie (La mujer que arañaba las paredes) es la mejor de las tres. Es absolutamente adictiva y además te mantiene en vilo y con los pelos de punta desde la primera página.

    ¡Llévate la primera en la maleta estas vacaciones y no te arrepentirás! Si te pasas por mi blog podrás ver las reseñas de las tres para que te hagas una idea.

    ¡Buena reseña! Felicidades

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que he empezado la serie por esta novela de casualidad, pero tengo pensado leer las anteriores en cuanto pueda.

      Eliminar
  8. Me ha convencido tu reseña, magnifica. la próxima novela que compre, haciendo caso a Sandra Valentín, será de este autor. Me encanta el género.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado la reseña, a mí el género también me encanta. Si no fuera porque ya he leído esta en primer lugar, también seguiría el consejo de Sandra; pero de todas formas me leeré las otras dos seguro.

      Eliminar
  9. No leí nada del autor, tengo que ir haciendo hueco!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo ya le he hecho hueco después de haber leído esta novela. Me ha encantado. Ya nos contarás si te animas con él.

      Eliminar
  10. Ya me apunté el título cuando Laky reseñó la novela, pero chica, no hay manera. Tengo un desmadre librero que se me está yendo de las manos.

    Y ahora, por lo que cuentas, parece que me estoy perdiendo algo bueno y dado que el verano es la época en que más me gusta leer de este género, tendré que ponerme a ello.

    Por lo demás, una reseña en tu línea.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues oye, déjate de desmadres que esto no puede ser. Yo creo que sí, te estás perdiendo algo bueno; vamos, lo mismo que me estaba perdiendo yo hasta que lo leí, así que con el verano ya sí que no tienes excusa. Ya me contarás qué te parece cuando te animes con ella.

      Eliminar
  11. Ay, cuánta tentación junta cada vez que paseo por tu blog, éste tiene muuuchos números, ya le haré sitio. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hala, pues a hacerle sitio, claro que sí. :-)

      Eliminar
  12. ¡Cómo me alegra que te haya gustado tanto!
    Casualmente, el viernes casi empecé este libro. ¿Qué es eso de casi? Pues resulta que estaba en la calle, había ido a esperar al peque como una hora antes para que la niña jugase en el parque. Con tanta mala (o buena) suerte que se me durmió y, oh horrores! no llevaba ningún libro conmigo! Como había una biblioteca por los alrededores, entré y busqué algún libro que tuviese en casa pendiente. Éste fue el primero que vi así que lo cogí y empecé a leerlo en el parque. No he leído mucho, unas 40 páginas, pero ya estoy enganchada. Lo malo es que tengo otros tres en trámites de lectura y éste tendré que dejarlo estar unos días más...
    Pero me encanta este Departamento Q, ya lo sabes.
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Madre mía, no me puedo creer que no llevaras encima ningún libro. :-O Pero bueno, teniendo bibliotecas cerca ya ves que no hay problema, jaja.

      Eliminar
  13. No he leído nada del autor, pero hace tiempo que le tengo echado el ojo, ¡más ahora después de haber leído tu reseña! Pero antes tengo que seguir con Camilla Läckberg y comenzar con Mari Jungstedt. ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo a Camilla la dejé a medias después de leer un par de títulos, y con Mari Jungstedt ni me he estrenado así que ya ves que tengo cosas pendientes también...

      Eliminar
  14. Me llama muchísimo la atención. A Chile llegaron dos libros del autor, éste y otro que ahora no recuerdo. Tiene una pinta increíble, y seguro caerá este año.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que a mí me ha encantado. Espero que te guste si al final te animas con él.

      Eliminar
  15. tu comparación con Mankell me ha llamado la atención. Tendré que conocer a este autor danés.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que no te defraudará. Ya me contarás si finalmente te animas con él. ;-)

      Eliminar
  16. Este libro creo que lo tengo en casa, que lo gané en algún concurso. A ver si lo leo ...

    bsos!

    ResponderEliminar

Este blog se alimenta de tus comentarios. :-)